EL CERDO CAPITALISTA es el blog de un Santiago de Balvanera (Buenos Aires). De derecha en lo económico y de izquierda en lo social, aquí online desde marzo del 2008. Luchando contra la gilada y tratando de educar financieramente a las clases medias.

Ver todos los posts del cerdo Si es fácil, no es negocio

¡Buscá un post!

¿Estás bien pago en tu emprendimiento? Llevá los números de tu negocio como un adulto

¿Cómo llevar los números de tu emprendimiento? ¿Cómo ponerle valor a tu tiempo? ¿Cuánto gana un empleado raso en Argentina en 2018? ¿Cuánto gana un gerente en Argentina en 2018? Esas 4 respuestas (y más) en lo que sigue :D

Durante la última clase que di en EmprendING sobre guita (finanzas), me preguntaron sobre cómo ponerle valor al propio tiempo al emprender (para costearlo). Para mí la respuesta es obvia porque siempre tuve en cuenta mi costo de oportunidad. Me resulta intuitivo. No sé por qué. Quizás por eso siempre me atrajo la economía: por mi forma de pensar costo-de-oportunidísticamente. Si hoy Domingo decidís caminar hasta lo de tu amigo que vive en Devoto para ver el superclásico, quiere decir una de dos cosas: 1.- Valorás positivamente la experiencia de caminar por sí sola (te gusta recorrer la ciudad a pata, ¡a mí me gusta!). 2.- La media hora extra (tiempo, que representa $) que tardás por ir caminando en vez de ir en bondi te resulta más barata que el precio del bondi (en $). ¿Me hago entender? Es un concepto que, creo, siempre me cuesta explicar.

El costo de oportunidad es lo que dejamos de ganar por hacer algo (Ej: si decido emprender autónomamente, estoy dejando de ganar el sueldo que el mercado me pagaría) o, dicho de otra forma, es el precio en tiempo, guita o felicidad de la segunda mejor opción (o la mejor alternativa que “dejo pasar” -que no hice-).

Invertir en Empresas (o en Bolsa) en Argentina: 50 años de montaña rusa financiera y emocional

En moneda dura (Ej: dólares), las empresas argentinas que cotizan en bolsa han llegado a crecer a un ritmo del 118% anual compuesto por 4 años seguidos o, también, han llegado a perder más del 92% en TRES oportunidades durante los últimos 50 años (no una, sino ¡TRES! fuckin’ veces: 1976, 1985 y 2002). Para que pongan eso en perspectiva: la única caída parecida registrada en las bolsas yankees fue el crash de 1929 con una baja que superó el 80 % de valor destruido entre 1929 y 1932 (el 11/Septiembre representó aprox. 20% de baja, la post burbuja .com -tomando en cuenta sólo empresas tecnológicas- hizo desaparecer aprox. 75% de valor y el 29/Septiembre del 2008 se dio la baja diaria más powa del Dow Jones con un 6,9% abajo -¡una cotidianeidad para los argentinos!-).

El costo no determina el precio

No hay relación alguna entre costo, valor y precio.

¿Hay un "o todo lo contrario"? Puede ser... Según los economistas, en un mercado racional y de competencia perfecta, el precio tiende al costo; mientras que en un monopolio u oligopolio el precio suele despegarse más alegremente del costo.

Sobre la autoridad para hablar de un tema

Como quien viaja en el subte a las 10am pero no a las 9am, quien asume poco o nulo riesgo al emprender no tiene autoridad para hablar sobre emprender (o sobre lo que es "tener que ir en subte al laburo" -aunque parezca falaz la conclusión, porque SÍ va en subte al laburo-).

¿Te parece justo que un emprendedor garpe 74% de impuestos?

Argentina está llena de impuestos distorsivos desincentivizadores de la bancarización y la formalización. Me cago de risa cuando veo a los directivos del Banco Central fomentando el no uso de efectivo.

Es ridículo que comparemos nuestra “presión tributaria” (recaudación sobre PBI) con el primermundista 50% danés o con el 40 y tanto francés. ¿Por qué no tiene sentido la comparación? Porque acá la economía en grone es gigantesca y el peso impositivo real para el gil respetuoso de la ley, como uno, supera ampliamente el nivel del primero de los primeros mundos. Pongamos un ejemplo haciendo simples cuentas de almacenero:

Comillas comillas… “Hagan algo que los apasione. No emprendan por la guita.”

Hoy arrancó EmprendING (“Emprendimientos en Ingeniería”), el mejor curso de emprendedorismo de toda la Argentina y el único que vale la pena cursar (donde es más que justo el intecambio de 6 horas semanales que NO pondrás directamente en tu emprendimiento para estar en un ámbito académico formal). Una de las primeras frases que se tiró fue “Hagan algo que los apasione. No emprendan por la guita.”. En términos generales coincido con este concepto, pero como me gusta ser contrarian, le veo algo muy malo: no aplica a todo mundo. Es una generalización útil para las mayorías pero un consejo peligroso para las minorías a las que sí les gusta la guita -en sí mismo, como una especie de “juego”, no como medio para nada-.

¿Todo efeté? Rebelión, hoy, es rebelión fiscal

Los que pagamos impuestos laburamos más de la mitad del año para mantener al Estado (que representa algunos aciertos útiles para la sociedad y varios errores/choreos/estupideces inútiles para la sociedad).

Habiendo nacido en 1986, hoy en el 2017, soy liberal y anti-intervencionista (si hubiese nacido en la época de Sarmiento, probablemente mis ideales serían otros).

Simplificación 2018: Especificar, focalizar y automatizar (parte de) la vida

En relación a una “nueva” regla que me quiero auto-imponer en este 2018 (que leí en algún libro este año, pero no me acuerdo en cuál), me acordé que el otro día me dijeron algo que me causó gracia: "¡Tenés una regla para todo! ¿No creés en el libre albedrío?". Salí de la conversación como un campeón, pero para mí no tiene mucho sentido ese razonamiento. ¡Soy fan del libre albedrío! ¡Justamente! Tengo reglas porque no quiero gastar mi limitada energía en decisiones banales que no aumentarán ni disminuirán mi felicidad agregada. Por eso, en un restaurante desconocido me pido el plato (o menú) del día, la pizza es mitad calabresa mitad provolone, los jeans son Levys y las camisas Zara. Buen, cuestión… haciendo honor a mi rol de pone-reglas, en este 2018, quiero laburar sobre el foco y la automatización (en 2017 fue un éxito en especificación). ¿De qué joraca hablo? De tres "claves" para sacar adelante cualquier proyecto (o parte de la vida misma en sí), a saber:

No recomiendes nada a nadie

Durante tres/cuatro años (2012-15), me cansé de recomendarle a familiares, amigos y conocidos que saquen créditos hipotecarios a tasa fija (CFT del 15%, frente a una inflación anual que estaba entre 25 y 40% anual).

¿Hacer cosas que duren 200 años?

Dado el glorioso Cerdo Capitalista® sufre de recurrentes abandonos (es decir, conviven en esta bitácora momentos de sobre-emoción con el biri-biri escrito junto con meses de desierto “económico-literario”), hace poco creí que era buena idea obligarme a escribir un post por mes (todos los años, con la misma temática mensual). Dentro de esa lógica, se me ocurrió utilizar como “base” a los temas más populares del blog: En Enero saldría el famoso post anual de “Concursos para emprendedores argentinos”, en Febrero el “¿Cuánto gana un gerente en Argentina?”, en Marzo la data sobre escrituras e hipotecas (que me divierte bastante), en Abril un rejunte de ideas copadas afanadas del Inc5000 (tipo “¿Qué nos podemos copiar de las empresas yankies de mayor crecimiento?”), y así…
Inmediatamente después de planificar todo el año con un post recurrente mensual (como mínimo), me deprimí al darme cuenta que esa lógica de periodicidad le quitaba toda magia. Encima eran todos temas que no podrían ser leídos dentro de 200 años… ¡ni siquiera dentro de cinco! ¿A quién le importará, en el 2030, a qué “concursos emprendedores” vendehumo se podía inscribir uno hace poco más de una década?

No sé si “me gusta” hasta no saber el precio

Si salís de compras con alguien a quien le regalarás algo y éste/ésta te pregunta: “¿Te gusta?”, tu respuesta tiene que ser “¿Cuánto cuesta?”. ¡El “me gusta” o “no me gusta” dependerá del precio! Llevado a los negocios, no importa si tu mercado crecerá a lo loco o se extinguirá en 5 años. Lo que importa es cuánto le sale a uno entrar en ese mercado que crecerá y cuánto garpa uno por entrar en ese otro mercado que morirá. Pagar 100pe por una acción de una empresa que se fundirá en una década, pero cuyo flujo de fondos en tu bolsillo (después de amortizaciones e impuestos) se estima con casi-certeza en 50pe anuales por acción por los próximos 5 años es, a todas luces, una excelente inversión (¡poco importa que el papel no vaya a tener valor en una década!).

Sos más mainstream que el peronismo

Voy caminando por Av. Córdoba y me cruzo gente cool comiendo sano. Doblo por Av. Pueyrredón y veo muchos jóvenes musculosos haciendo “running”. Entro a un edificio gótico que está sobre Av. Las Heras y el curso de entrepreneurship de la FIUBA (donde colaboro como ayudante) está súper-poblado (todos quieren ser “emprendedores”). Todos mis amigos fuman marihuana, tienen iPhones y miran Netflix.

Emprendedor vegano con impacto social: ¿Warren Buffett te banca?

Tras el paro inmobiliario (al cual, obviamente, no adherí -como nunca jamás adherí a ningún cese de actividades comerciales/laborales-), saqué varias conclusiones:
  1. Es sorprendente como la mayoría de la gente cree que los corredores inmobiliarios son delincuentes, lacras, ladrones, vagos, usureros, especuladores, evasores, ladris de cuarta, parásitos o generadores de burbujas y, sin embargo, más del 80% de las operaciones se sigue haciendo con intermediarios habiendo (aún) libertad de contratación.

Argentina no cambió tanto: A Manolo lo reemplazó Ming, y a Pérez, Diouf

Me tienen los huevos al plato los quejosos compulsivos: Argentina no está aproximándose al apocalipsis. El mundo no está cada vez peor. ¡No! La humanidad, como una única “sociedad”, avanza a paso de gigante sobre todo lo maravilloso de la civilización: la ley, el orden y la acumulación de capital.

¿Irse de vacaciones o cambiar las viejas aberturas de tu casa?

Muchas veces confundimos activo con consumo, o inversión con gasto, como si fueran la misma cosa. Eso me indigna. Y me indigna recurrentemente (acá post de hace nueve años atrás -2008- al respecto y aquí otro de hace tres -2014-).

Tu casa, tus muebles, tu tele, tus cuadros, tu auto, el pagaré de tu cliente, tus ventanas, el piso de parquet de tu depto y la pintura de las paredes de tu habitación son activos. Es decir, son recursos/bienes que tenés en la mano o derechos intangibles que tenés en algún papelito (tipo una deuda a cobrar). Básicamente, tienen algún valor en guita por arriba del cero. Un activo puede ser una buena o mala inversión (sí, hay veces donde se puede saber si una inversión en un activo es mala o buena ANTES de tener el diario del Lunes en la mano).

Los universitarios estamos aconchetados y, el que se banque la peluza, ¿la va a romper?

Hace poco se fundieron dos de mis emprendedores favoritos: Gabi Fernández y Sebas Javelier (indiscutiblemente, en el TOP 10 de grosos junto con Warren Buffett y Emi Chamorro). Estaban haciendo el Farmacity de las verdulerías. ¿Qué involucraba ese delirio emprendedor? En un comienzo, requirió que una de estas dos bestias (formadas, pero no aconchetadas) se levante todos los días a las 3am para ir al mercado central a comprar frutas y verduras. Y más allá de ese glorioso dato de color, involucraba pelear en un rubro en el que el universitario no está acostumbrado. Cuentan ellos que, en el primer día de operaciones, cayó al (primer) negocio un colega de la zona y, al darle la mano a uno de ellos, le dijo algo como “¡Ah! ¡Ustedes NO son del rubro!”, como insinuando que si no tenían las manos gastadas por el “laburo verdadero” no iban a durar dos minutos en el pesado rubro verdulero.

Qué hacés. Cuándo lo hacés. Dónde lo hacés. Con quién lo hacés.

Si ganás chirola pero podés elegir tres cuartas partes del título de este post, sos más capo que un gerente. Eso.

¿Qué onda Islandia?

Educación / Cultura

No sólo el índice de alfabetización supera el 99%, sino que el 85% usa la alfabetización para algo: ¡lee habitualmente! ¿No te parece groso eso? Bueno… uno de cada diez escribió un libro. Tomá pa’ vo’.

Creale un sinónimo a tu nombre y, después, monopolizalo

Liniers, historieta.
Cormillot, dieta.
Milo Locket, arte.
Riverito, lotería.
El gordo Bonadeo, Olimpíadas.

Inception referencial: Santiago, sobre Joel Greenblatt, sobre Warren Buffett, sobre Ben Graham

La “fórmula mágica” para invertir en bolsa como un champion es encontrar a las empresas que tienen una buena combinación de ROC alto y P/E alto; es decir, que tengan un alto retorno sobre el capital y que tengan un buen ratio precio/ganancias. Y, sino, diversificá como un cagón.

Comprá acciones de Berkshire Hathaway cuando se muera Warren Buffett

Hoy, 30 de Agosto, el mejor inversor de la historia de la humanidad cumple 86 años. ¡Feliz cumple Warren!


En esta época en que, hasta los emprendedores, son hippies; vos hacete el Ale Magno y construí imperio

Llegamos al increíble punto en que hasta los propios jóvenes empresarios (incipientes) ven al mundo con ojos de tierno hippie anti-sistema. Todos hablan de la pasión y el disfrutar el momento. El cliché de "vivir para viajar" o de "disfrutar cada momento" ya empalaga en todo ámbito. Parece que hoy está mal visto generar riqueza. Hay que fabricar experiencias vendehumo, pagar 50% de impuestos y donar todo lo que quede para "redistribuir" la riqueza que ya hay en el mundo. Hay que "vivir el hoy" (?) y ser "genuino". Parece ser el fin de la racionalidad. ¿Por qué, hasta los propios empresarios, definen a la actividad empresarial como algo malo que tiene que ser corregido por "empresas sociales" que no reparten dividendos entre sus socios? ¿Por qué está mal visto, en gran parte del ámbito emprendedor, ganar guita (si ganar guita es sinónimo de hacer cosas que la gente quiere)? ¿Dónde joracas están los próximos Alfredos Coto? En esta época tibia, ¡acumulá capital y construí tu propio imperio! (desde el emprendedorismo inicial, o arrancando en relación de dependencia, o dando el kick-off como autónomo)

Cómo invertir y ganar dinero - Edición 2016

Si nadie sabe lo que va a pasar y el pasado NO predice el futuro, ¿por qué la mitad de los best-sellers de finanzas personales tienen la palabra "secreto" en sus títulos? Nos encanta creer en la magia, aunque sepamos que ésta no existe. Somos así: irracionales. ¿Entonces? ¿Cómo invertir y ganar dinero, en este 2016, sin seguir a un líder de opinión? (Kiyosaki, sólo, tiene 5 de los 20 títulos más vendidos de la historia de las finanzas personales en castellano... ¡una locura!)

La posta parecería ser aprender qué joraca es invertir y, luego, no aceptar la opinión de videntes con bolas de cristal (aunque sean historias lindas que quieran matar a nuestra capacidad de racionalización).

¿Leíste en el diario que "bajó el nivel de rentabilidad de los inmuebles" y, por eso, decidiste NO comprar un departamento? ¿Viste en un blog que "el petróleo se derrumbó" y, por eso, decidiste no comprar acciones de Petrobras? Si querés invertir y ganar guita en este 2016, chau a las noticias, hola a lo básico sobre inversiones y, después, bienvenida la info objetiva. Sí a los balances. No a las historias. Sí al largo plazo. No al análisis técnico de libro de auto-ayuda.

El Plan de Negocio no murió y el tuyo debiera incluir todo ésto en 10 páginas


  • Un "Resumen Ejecutivo" que diga qué hacés, cuál es tu propuesta de valor en una oración simple que pueda entender alguien que NO es de tu rubro, tu industria, el tamaño total de tu mercado, comparables en ARG, LATAM o EE.UU. (si los hubiese), la facturación esperada y datos de contacto. Si estás haciendo el Plan de Negocio para dárselo a algún inversor, esa página tendría que cerrar con tu necesidad de capital.
  • "Equipo Emprendedor": Socios Fundadores (quiénes son y por qué son grosos) + Apoyo profesional de asesores, advisory board, mentores e instituciones de apoyo + plan de incorporaciones (de empleados: quiénes, qué van a hacer, por qué los vas a contratar)

Ingreso universal y, luego, utopía libertaria

¿Qué pasaría si repartiésemos tres cuartos de la recaudación impositiva entre todos los habitantes como subsidio único universal; y privatizásemos todo (transporte, cultura, comunicación, salud y educación)?

El foco del Estado pasaría a ser lo que siempre tuvo que ser: la seguridad y la protección de la ley. El empuje estatal por la igualdad de oportunidades pasaría, entonces, exclusivamente por la recaudación impositiva y su redistribución lisa y llana, para todos, por igual. Nada más.

Índice Pizza Ugi's: El único índice inflacionario que está en contra de las drogas

El Cerdo Capitalista, fiel a su índice pizzero, quiere seguir dándole de comer a Clarín, La Nación, Infobae, Fortuna y otros medios masivos. Así que, repasemos, nuevamente qué pasó con la gloriosa Pizza Ugi's durante los últimos meses y años.



98 Bombas y Bombinhas de negocios e inversiones (y no de Santa Catarina)

Históricamente, he llevado un documento con “máximas” que se me ocurrían en viajes en bondi, esperando en consultorios o en breves momentos de iluminación laboral. Mi idea siempre fue utilizar a esas máximas como títulos para futuros posts. El problema es que ese documento hoy tiene ya 47 páginas A4 y no voy a llegar a explayarme sobre todo. Así que me decidí por seleccionar algunos de esos pensamientos y, sin retocarlos, largarlos acá como un bombardeo de frases random.

¿En qué coinciden? ¿En qué no?

Charlemos en los comentarios ;) … ¡dénle que hay muchas máximas más que picantes!

  1. A nivel personal y a nivel país, sólo se sale de la pobreza gracias a la fría acumulación de capital.
  2. ¿Cuánto valen, de verdad, los beneficios laborales? ¿Gana la mucama, con cama adentro, de Amalita Fortabat $ 60.000 por mes?
  3. En 1950 la gilada marxista creía que, para el 2000, no habría comida para 3/4 de la población mundial. Falló el pronóstico. Ahora hay que predecir la muerte de la humanidad para el 2050.
  4. En una época donde se valora más vivir experiencias que acumular propiedad privada, acumulá propiedad privada.

¿Leíste “Compradicción”? Este extracto me gustó… La posta del “Desafío Pepsi”

...En el 2005, Malcolm Gladwell planteó en Blink, su éxito de librería, una interpretación parcial. El reto de Pepsi era una prueba de “un sorbo”, lo que se conoce en la industriad de las bebidas gaseosas como una “prueba de punto central”. Cuando beben un sorbo, las personas tienden a preferir el producto más dulce (Pepsi en este caso), pero cuando beben una lata completa siempre está el fantasma de la posible elevación del azúcar en la sangre. Según Gladwell, esa esa la razón por la cual Pepsi salió ganadora en la prueba de degustación pero Coca-Cola continúo liderando el mercado.

¿Qué oportunidades ves en las tendencias obvias que nos rodean?


  • Más niños y más viejos (en las últimas décadas se redujo abruptamente la muerte infantil, pero creció mucho la extensión de la expectativa de vida… por lo que la fuerza laboral es cada vez más chica -proporcionalmente-)
  • Alimentación sana, light y/o natural. Si en los 80’, la posta era la comida rápida, hoy la posta parece ser la comida “sana”. Sin embargo, la mitad de la población de todos los países civilizados sigue teniendo sobrepeso.

¿Dónde está la bishusha en 2016? Company builders, aceleradoras, incubadoras y fondos para argentos

Una vez que el emprendedor se decidió a dar el salto de fe (si es que debe hacerlo pues no tiene paracaídas incorporado) y ya le está dando forma a un proyecto personal; tiene cuatro opciones para potenciar su emprendimiento de la mano de los que saben:

1.- “Company Builders” (o "constructoras de empresas"): Son empresas que construyen empresas.. Suman emprendedores de alto potencial y arman empresas con ellos. En Argentina, arrancó fuerte “Quasar Ventures”, pero ahora mismo no está sumando nuevos proyectos. Estas "constructoras" crean pocas empresas por año y las ayudan a hacer que las cosas pasen de la mejor forma posible (potenciando el empuje del emprendedor y achicando el riesgo de su inexperiencia). Te ayudan a levantar guita y “te muestran el camino” del crecimiento pulenta. Ahora, el "Centro de Innovación Tecnológica, Empresarial y Social" (CITES) del Grupo Sancor Seguros también se auto-denomina "company builder".