“El Cerdo Capitalista”® es el blog personal de Santi Magnin, online desde el 2008.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

¿Irse de vacaciones o cambiar las viejas aberturas de tu casa?

Muchas veces confundimos activo con consumo, o inversión con gasto, como si fueran la misma cosa. Eso me indigna. Y me indigna recurrentemente (acá post de hace nueve años atrás -2008- al respecto y aquí otro de hace tres -2014-).

Tu casa, tus muebles, tu tele, tus cuadros, tu auto, el pagaré de tu cliente, tus ventanas, el piso de parquet de tu depto y la pintura de las paredes de tu habitación son activos. Es decir, son recursos/bienes que tenés en la mano o derechos intangibles que tenés en algún papelito (tipo una deuda a cobrar). Básicamente, tienen algún valor en guita por arriba del cero. Un activo puede ser una buena o mala inversión (sí, hay veces donde se puede saber si una inversión en un activo es mala o buena ANTES de tener el diario del Lunes en la mano).

  • Comprar acciones de Tenaris, obras de arte, un pedacito de un emprendimiento palermitano canchero, bonos del tesoro yankie u oro puede ser una “buena” o “mala” decisión de inversión dependiendo del siempre incierto futuro. Son decisiones que, asociadas a un nivel de riesgo, pueden salirte (personalmente, a vos, en tu particular caso estadísticamente no relevante) muy bien o muy mal. Es como timbear en el casino, pero con la importantísima diferencia de que, acá, hay esperanza matemática positiva. ¿Qué significa? Que, sumando la probabilidad de cada posible evento multiplicado por la frecuencia de esos eventos, el resultado me da ¡por arriba de cero!
  • Por otro lado, comprar una tele es una inversión en un activo que, indudablemente, se depreciará. En la misma categoría de “activos de pésimo rendimiento” también están tu ropa, tus muebles de melamina o tu auto (excepto que sea alguno raro o de colección donde la lógica sea de apreciación y no de depreciación).


Últimamente me viene re-interesando mucho el tema “activo vs. gasto” tanto a nivel personal como a nivel país. Me resulta muy loco que Argentina (y nosotros, los argentos) tratemos por igual a los gastos de consumo que a los activos. Parece dar lo mismo gastar la mitad del presupuesto nacional en jubilaciones y subsidios, que invertirlo en rutas o vías férreas. Siempre que el objetivo ulterior parezca noble (“asignación universal” o “pobreza cero” a nivel país; y “hay que viajar porque te cambia la vida” o “los gustos hay que dárselos en vida” a nivel personal), todos nos ponemos de acuerdo en que es mejor gastar que invertir. ¿Por qué? Una inversión orientada a lograr el mismo objetivo que una “asignación universal” es muchísimo más noble que un subsidio. Una inversión orientada a “pobreza cero” es muchísimo más noble que un subsidio. No me parece mal subsidiar a nivel nacional ni gastar a nivel personal. Me sorprende que no veamos la diferencia entre inversión y gasto.

Además, me indigna el no entendimiento del costo de oportunidad. Este hecho se ve reflejado, por ejemplo, en gente viviendo en una casa de una planta sobre un terreno propio de 225m2 (8,66 x 26m), en distrito C3II, sobre avenida y de FOT libre. Código de planeamiento urbano mediante, el muchachx del ejemplo puede construir un edificio de 24 metros de altura sobre su terreno. En 8 plantas y para hacer al ejemplo simplón, salen 1 local comercial espectacular y 7 departamentos casi iguales a la casa original (bah… varios ¡mucho mejores! -dado, por la altura, tendrían más aire, más luz y escucharían menos al tránsito-).

Vivir en una casa/depto propix de 150m2 cubiertos más un par de patiecitos o jardincitos, en Almagro (el barrio más de clase media de toda la CABA), representa una renta implícita de ~$ 15.000/mes o ~USD 11.000/año. Pasar de eso (sólo) a tener 8 rentas, es pasar a $ 120.000/mes o, lo que es lo mismo, USD 88.000/año. Esto significa que, en el primer año, sumarías un dos ambientes chiquito a tu patrimonio. En el segundo, un dos ambientes grandecito. En el tercero, un tres ambientes… Y así, hasta sumar nuevos edificios en un solo año calendario (interés compuesto mediante).

La pregunta, entonces, es: ¿Me reportarán más beneficio las futuras propiedades sobre mi terreno que el costo (interés) de la deuda que necesitaré para construirlos? Y, si no puedo tomar un palo verde en deuda para construir los ocho pisos, ¿me reportará más beneficio sumar a un inversor a mi terreno, repartiendo los deptos futuros entre ambos, que quedarme sentado sobre mi humilde casa de una planta? La segunda pregunta es muchísimo más fácil de responder que la primera. ¿Por qué? Porque el terreno, como tal, vale un determinado monto en guita HOY, mientras que la tasa de interés a la cual alguien te puede prestar guita (ejemplo #1, donde tomo un pasivo para construir) variará enormemente dependiendo de quién sea el propietario de la casita. El terreno del ejemplo, en Almagro, ronda los usd 600.000 mientras que un depto de una planta de 150m2 cubiertos más un par de patiecitos o jardincitos ronda los usd 200.000. Si 200 lucas verdes, en Almagro, rinden hoy 15 lucas pesos mensuales; dejar sobre la mesa 400 luquitas verdes, representa dejar sobre la mesa 30 lucas pesos mensuales. Muchas familias que viven sobre esta casa metafórica, ¡¡necesitan muchísimo a esos $ 30.000 mensuales para mejorar su estilo de vida!! Esas familias creen que esa plata no existe… PERO SÍ EXISTE… es el costo de oportunidad por elegir vivir en la casita de una planta. ¡Y ese dato es importantísimo! Uno puede ELEGIR vivir en la casa porque le da más felicidad no compartir vivienda con vecinos hinchapelotas o incivilizados (dado quizás uno tiene alto sesgo en creer que todos son inferiores y más molestos que uno). Lo importante es saber que esa decisión significa “prefiero vivir en esta casita con $ 30.000 mensuales menos de ingreso antes que vivir en un depto igual con más luz… para mí vivir acá vale MÁS de $ 30.000 extras mensuales”. Lo loco es que, sospecho, muchos de los que irracionalmente deciden quedarse en la casita, NO saben que están dejando sobre la mesa 30 luquitas mensuales. ¿Qué opináis vosotros?

Volviendo a la diferencia entre inversión y gasto, ¿no les pasa que, en esta sociedad carcomida por el corto plazo instagramero, uno tiene que justificar una inversión a largo plazo si va en contra del “hay que viajar porque te cambia la vida” o “los gustos hay que dárselos en vida”? Pareciera que si uno tiene recursos económicos y no se quiere ir de vacaciones al sudeste asiático, tiene un problema. ¿Por qué? ¡Es obvio, papá! La sociedad te dice que tenés un problema porque “no querés salir de tu zona de confort”. ¡Echale agua!

Se mezclan todo el tiempo los conceptos y creo que es, principalmente, porque, en el corto plazo, no se ve mucho la diferencia entre una buena inversión (con retorno positivo por arriba de inflación e impuestos) y un gasto. ¿Por qué? Por la magia del interés compuesto es calladita y hace su laburo tranquilita sin llamar mucho la atención.


Una de mis conclusiones es que al interés compuesto no le gusta el biri biri ese de salir de la zona de confort. Si vos sos un tipo coherente que va multiplicando su capital al 12% anual compuesto (en moneda fuerte), la sociedad de hoy probablemente te verá como a un tibio que “no se la juega”. El asumir riesgos “medidos” es visto como de alguien que no quiere salir de su zona de confort (digamos, de un cagón). Lo loco es que, si uno se cruza con alguien multiplicando su capital al 12% anual compuesto a sus 20 años de edad, ¡sus resultados serán chiquitísimos! Si se lo cruza a los 30 años, aún serán humildes (dependiendo, obvio, del punto de partida -no es lo mismo arrancar con usd 1.000.000 todos juntos que arrancar con un ahorro mensual de usd 200-). Inclusive a los 40 años nadie le pedirá demasiados consejos (dado, "éste se hace el que sabe mucho, pero aún no tiene ni un palo verde"). En general, como pavotes que somos, omitimos por completo el punto de partida del individuo así como omitimos al denominador de la ecuación. Tendría que haber una alerta en el mundillo emprendedor (y en el tole tole cultural porteño/argento as a whole):

  • Alguien que sale de su zona de confort no es necesariamente un genio.
  • Alguien que prefiere no salir de su zona de confort, no necesariamente es un boludo.
  • No hay correlación entre viveza o felicidad y salida de la zona de confort.

En todos los libros de autoayuda financiera se habla (hasta el hartazgo) del “interés compuesto”. A pesar de ello, ninguno de nosotros termina de entender el concepto (conceptualmente, valga la redundancia)… o, por lo menos, ¡no lo internalizamos!

Si usted ya sabe lo que es el “interés compuesto” o lo está googleando en este momento, saltee este párrafo. Lo que sigue es una explicación básica “for dummies” (para la gilada como uno): La formulita del compuesto dice algo así como que el “Capital Final” (Cn) es igual al “Capital Inicial” (Co) por “(1 + la tasa de interés)” a la “n” (cantidad de períodos). Los períodos van en relación a la tasa: Si pusiste 8% anual (0,08) de tasa en tu cuentita de almacenero, el “n” de la fórmula será la cantidad de años. Si nunca viste este concepto financiero en tu vida, sentate ¡ahora! a hacer cuentas. Las conclusiones son voladoras de cabeza: USD 1000 invertidos al 8% anual por 50 años se transforman en USD 46.901,61. ¿Por qué? Porque Cn =1000*(1+0,08)^50. Si uno tiene la “fórmula mágica” para duplicar su capital año a año y arranca sólo con USD 1000, en 50 años tiene USD 1.125.899.906.842.620.000 (Un trillón ciento veinticinco mil ochocientos noventa y nueve billones novecientos seis mil ochocientos cuarenta y dos millones seiscientos veinte mil). Ese número es aprox. ¡112.000 veces! las reservas internacionales de ¡todos los países del mundo juntos!... que hoy rondan los 10.008.392.000.000 (diez billones ocho mil trescientos noventa y dos millones).*

¿Primera idea que me revolotea en la mente? El que esté jugando un juego donde se pretenda duplicar el capital año a año es un delirante. El que ya ganó un juego donde se duplicó el capital año a año por varios años, y lo sigue jugando, ¡es aún más delirante que el primero! Ya se dijo varias veces en esta bitácora, pero vale la pena repetirlo: El mejor inversor de la historia de la humanidad logró un ~28% anual compuesto por ~67 años seguidos a base de diferenciar valor y precio (algo puede tener mucho valor intrínseco y, dada la irracionalidad del mercado, puede estar priceado MUY por debajo de su valor).

Hace unos meses que estoy leyendo las 52 cartas a los inversores que Warren Buffett (el rey del interés compuesto) le ha escrito a los inversores de Berkshire Hathaway (desde 1965 a la fecha). El tipo es crack: Desde el año 1 (cuando tenía 34 años y ya era groso), se nota la comprensión súper intuitiva que tiene del interés compuesto. Un simple mortal como yo tiene que racionalizarlo. No me sale así nomás como naturalmente. ¡Tengo que pensar! El amigo Buffett, no. Le hablás de un peso hoy y él ya se imagina un peso multiplicado por 1 + la tasa de interés elevado a, mínimo, 50 años (en sus cartas de la década del 60, ya menciona al año 2020… ¡eso es visión carajo!).

Perdón. Me fui al joraca nuevamente. Disculpen el biri biri (segunda vez que uso esta frase en el post… ¡e’ mágica!). Hace más de 3 meses que no divagaba en “El Cerdo Capitalista”®. Volvamos, por segunda vez (tras atravesar varias tangentes arboladas), a la diferencia entre inversión y gasto tratando de concluir algo: Irse de vacaciones es un gasto en consumo y cambiar las aberturas es una inversión en un activo que, encima, tiene un lindo ROI (% de retorno sobre tu inversión). Re-invertido, interés compuesto mediante, la segunda opción se puede convertir en cientos de aberturas nuevas. Si, encima, la vida nos sonríe y nos permite apalancarnos en deuda barata (con tasa inferior a ese ROI), nuestro impacto económico en el mundo crecerá aún más aceleradamente (dado el “ROC” -retorno sobre NUESTRO capital- se despegará del “ROI” -retorno sobre toda la inversión, es decir, capital más deuda juntitos-).

Por lo tanto, la decisión entre irse de vacaciones o cambiar las viejas aberturas de tu casa no tiene mucho sentido. Tendría más sentido decidir entre irse de vacaciones lejos o ir más seguido a Starbucks e irse de vacaciones cerca. También lo tendría decidir entre cambiar las aberturas o pulir-plastificar el piso. Mezclar, en una sola decisión, consumo o inversión no debiera pasar. ¿Por qué? Porque, en el mundo ideal, debiéramos pre-establecer (en Enero de cada año, ponele) el nivel de ahorro que querremos alcanzar (y el ahorro es transformar sueldo, honorarios, dividendos o rentas en ¡activos!... gastar, del otro lado, es transformar esos ingresos en consumo).

Otra falacia es creer que “ahorrar” es transformar sueldo en plazo fijo o sueldo en acciones o sueldo en bonos del tesoro (argento o yankie). Esas no son las únicas opciones de ahorro. Pulir el piso de tu casa ¡es una inversión y no un gasto! (dado le agregará valor a tu propiedad, a pesar de que, año a año, ese valor se irá “desgastando” -amortizando, cual maquinaria-).

Sobre tooodo este mejunje, me intriga el cómo hacer para “componer” la renta de inversiones no tan fácilmente “componibles” (¿existe la palabra?), como por ejemplo, las inversiones inmobiliarias en pequeña escala (si uno compra un departamentito, la renta mensual es chiquita y, para lograr la magia del interés compuesto, ha de sacar esa renta y re-invertirla en algo de riesgo y rentabilidad estimadas similares pero que acepte entrar con tan sólo, digamos, usd 500). ¿Cómo harían ustedes para transformar inversiones difíciles de “componer” en inversiones fáciles de “componer”? Después de tanto abandono al Cerdo, ¡quiero volver a escucharlos estimadísimos internautas! :)


* Guarda que lo que los yankies llaman “billion” para nosotros es “mil millones” y nuestro “billón” para los yankies es un “trillion” (y así).

Los universitarios estamos aconchetados y, el que se banque la peluza, ¿la va a romper?

Hace poco se fundieron dos de mis emprendedores favoritos: Gabi Fernández y Sebas Javelier (indiscutiblemente, en el TOP 10 de grosos junto con Warren Buffett y Emi Chamorro). Estaban haciendo el Farmacity de las verdulerías. ¿Qué involucraba ese delirio emprendedor? En un comienzo, requirió que una de estas dos bestias (formadas, pero no aconchetadas) se levante todos los días a las 3am para ir al mercado central a comprar frutas y verduras. Y más allá de ese glorioso dato de color, involucraba pelear en un rubro en el que el universitario no está acostumbrado. Cuentan ellos que, en el primer día de operaciones, cayó al (primer) negocio un colega de la zona y, al darle la mano a uno de ellos, le dijo algo como “¡Ah! ¡Ustedes NO son del rubro!”, como insinuando que si no tenían las manos gastadas por el “laburo verdadero” no iban a durar dos minutos en el pesado rubro verdulero.

Dado yo no estoy en mi TOP 10 de grosos, mi experiencia más cercana (pero desde un lado muchísimo más aconchetado) fue el poner tres autos a laburar en zona sur, bajo la figura de un rent a car que alquilaba vehículos para uso comercial. ¿Qué significaba esto? Que teníamos que laburar con remiserías, remiseros, aseguradoras y otros actores pulenta del mercado local. Apenas logramos superar el año de operaciones. Nos robaban los chorros. Nos cagaban financieramente las remiserías. Nos robaban los remiseros. También nos hacían juicios laborales (quienes trabajaban para las remiserías y no para nosotros). Nos “robaban” los abogados (que defendías a los susodichos anteriormente descriptos). Nos pateaban para adelante las aseguradoras. Nos passaban todos. No era un negocio para tibios.

Esas dos anécdotas pavotas me llevan a pensar que una de las papas es estar muy formado y estar muy poco aconchetado. El “valle del silicio” porteño, que revolotea por Palermo Soho, junta gente híper capaz, con familias de mucha guita, híper conectados y con ideas brillantes. El problema es que son decenas de miles compitiendo por guita que, aún, escasea en Argentina. El famoso “ganador se lleva todo”. Se parece más a un torneo de póker que a una guerra competitiva comercial. Encima una guerra peleada exclusivamente entre cracks. Me resulta loco eso. Hay miles de personas formadas compitiendo por mercados chiquitos y casi no hay personas formadas compitiendo por mercados gigantes ya consolidados (Ej: Verdulerías, Inmobiliarias, Taxis, etc.). ¿Cuál será la combinación ideal de calle y formación? ¿Estamos formándonos muy al pedo, para terminar haciendo Excels delirantes que nunca llegarán a convertirse en realidad?

No termino de entender si la formación (y la capacidad, ponele) suman a negocios consolidados que, pareciera, no necesitan demasiada magia para mover mansa cantidad de guita (digamos, más de mil millones de dólares estadounidenses al año en facturación, sólo en el AMBA). ¿Qué opináis argentos lectores?

Qué hacés. Cuándo lo hacés. Dónde lo hacés. Con quién lo hacés.

Si ganás chirola pero podés elegir tres cuartas partes del título de este post, sos más capo que un gerente. Eso.

¿Qué onda Islandia?

Educación / Cultura

No sólo el índice de alfabetización supera el 99%, sino que el 85% usa la alfabetización para algo: ¡lee habitualmente! ¿No te parece groso eso? Bueno… uno de cada diez escribió un libro. Tomá pa’ vo’.
El 75% de la población adulta terminó la universidad entre los 25 y los 28 años. Ah, ¡y no sólo eso! Mientras van a la universidad, todos laburan (símil UBA; no símil UCA).

Delito

Islandia NO tiene fuerzas armadas. Mientras tanto, es el país ¡más seguro del mundo!: Sólo hay un crimen cada ocho años… sí, uno cada ocho fuckin’ años. Es más probable que te mate un gato o un perro a que lo haga otro compatriota ser humano.
Sólo hay 147 presos (la menor cantidad de presos por habitante del globo, ¡por lejos!).

Religión

Sólo el 4% de la población es religiosa (cree y va a la iglesia).
Un cuarto de la población es atea o agnóstica.
Ni UN solo menor de 25 años es creacionista.

Economía

El 97% se considera a sí misma “clase media” y, gran parte, efectivamente lo es.



Droga

Es el país de mayor consumo de marihuana per cápita (55.000 de 320.000 la consumen periódicamente).

Medio ambiente

Tienen el agua más pura y el aire más puro (“incontaminado”) de todo el mundo (incluida en la comparación los humildes países que, sin siquiera haber desarrollado industrias, igual tienen alta polución). Eso a pesar de que hay 1,5 autos para cada habitante.

Política

En las últimas elecciones sólo votó el 37% de la población, lo que pone al nivel de participación entre los más bajos (de las democracias) del mundo.

Inmigración

El 13,5 % de la población total es inmigrante (de primera generación), lo que posiciona a Islandia en el podio europeo junto a Suecia y Austria.


En otros ángulos de la información, en el 2009 la ONU lo calificó como “el tercer país más desarrollado del mundo” y el tiro con rifle es uno de los deportes más populares de la isla. Además, no existe el impuesto al patrimonio y el impuesto a las ganancias de las sociedades es de los más bajos del mundo (con un copado 18%).

¿Me pueden explicar qué jugos mágicos se beben en Islandia para que todo esto sea posible? ¿Será, acaso, mi querida y bien ponderada descentralización del poder?

Son sólo 330 mil habitantes, es decir, tres tipos por km². Encima, el país está dividido en 26 magistrados y 79 municipios, cada uno con su propio gobierno local. Lo loco es que, a diferencia de repúblicas bananeras como la nuestra, en Islandia el municipio gestiona la educación, el trasporte y otras áreas “importantes” que, por estos lares, gestiona el gobierno nacional (con 40 millones de tipos abajo) o provincial (con otro tanto de millonada de tipos).

¿Cuál es el secreto islandés?

Creale un sinónimo a tu nombre y, después, monopolizalo

Liniers, historieta.
Cormillot, dieta.
Milo Locket, arte.
Riverito, lotería.
El gordo Bonadeo, Olimpíadas.
Samid, carne.
Favaloro, salud coronaria.
Altamira, izquierda.
Mirtha Legrand, almuerzo.
Fantino, entrevista.
Lucha Aymar, hockey.
Narda Lepes, cocina.
Ivan de Pineda, viajes.
Ricardo Darín, cine argentino.

Messi NO es sinónimo de fútbol porque si le pidiésemos a mil argentos que nombren futbolistas, todos lograrían nombrar a más de uno. Lo mismo con “economía”: Lousteau, Redrado o Prat Gay compiten por el sinónimo de su nombre por igual.

La posta del marketing parecería estar en crear una marca personal tan pero tan powa que las fosas alrededor de tu castillo sean tan profundas que nadie más pueda entrar.

Santi Magnin, sobre Joel Greenblatt, sobre Warren Buffett, sobre Ben Graham

La “fórmula mágica” para invertir en bolsa como un champion es encontrar a las empresas que tienen una buena combinación de ROC alto y P/E alto; es decir, que tengan un alto retorno sobre el capital y que tengan un buen ratio precio/ganancias. Y, sino, diversificá como un cagón.

Comprá acciones de Berkshire Hathaway cuando se muera Warren Buffett

Hoy, 30 de Agosto, el mejor inversor de la historia de la humanidad cumple 86 años. ¡Feliz cumple Warren!

El país en donde las personas viven más es Japón. También es uno de los pocos países en donde se mide la expectativa de vida a los 60 años de edad. Los japoneses que llegan a los 60 años de vida vivirán hasta una edad promedio de 86 años, más que en cualquier otro lugar en el mundo. ¿Cuál será la expectativa de vida de un hombre occidental, que toma Coca Cola todos los días, al llegar a los 86 años? ¿90? ¿92? En cualquier caso, aunque suene feo, en breve fallecerá el mejor inversor que vio la humanidad (~28% anual compuesto por más de medio siglo… aka: ¡altísima bola de nieve bishushera!). ¿Entonces? Entonces, como dijo uno de mis role models financieros (compañero anónimo del glorioso EmprendING), ¡hay que comprar acciones de Berkshire Hathaway cuando se muera Buffett! (porque, aunque el hombre se vaya, el valor, los procesos y la gente “nueva” quedan)… hecho que, probablemente, el mercado sobre-reaccione (por lo tanto, cuando se desplome el papel, ¡a entrarle!).

En esta época en que, hasta los emprendedores, son hippies; vos hacete el Ale Magno y construí imperio

Llegamos al increíble punto en que hasta los propios jóvenes empresarios (incipientes) ven al mundo con ojos de tierno hippie anti-sistema. Todos hablan de la pasión y el disfrutar el momento. El cliché de "vivir para viajar" o de "disfrutar cada momento" ya empalaga en todo ámbito. Parece que hoy está mal visto generar riqueza. Hay que fabricar experiencias vendehumo, pagar 50% de impuestos y donar todo lo que quede para "redistribuir" la riqueza que ya hay en el mundo. Hay que "vivir el hoy" (?) y ser "genuino". Parece ser el fin de la racionalidad. ¿Por qué, hasta los propios empresarios, definen a la actividad empresarial como algo malo que tiene que ser corregido por "empresas sociales" que no reparten dividendos entre sus socios? ¿Por qué está mal visto, en gran parte del ámbito emprendedor, ganar guita (si ganar guita es sinónimo de hacer cosas que la gente quiere)? ¿Dónde joracas están los próximos Alfredos Coto? En esta época tibia, ¡acumulá capital y construí tu propio imperio! (desde el emprendedorismo inicial, o arrancando en relación de dependencia, o dando el kick-off como autónomo)

Cómo invertir y ganar dinero - Edición 2016

Si nadie sabe lo que va a pasar y el pasado NO predice el futuro, ¿por qué la mitad de los best-sellers de finanzas personales tienen la palabra "secreto" en sus títulos? Nos encanta creer en la magia, aunque sepamos que ésta no existe. Somos así: irracionales. ¿Entonces? ¿Cómo invertir y ganar dinero, en este 2016, sin seguir a un líder de opinión? (Kiyosaki, sólo, tiene 5 de los 20 títulos más vendidos de la historia de las finanzas personales en castellano... ¡una locura!)

La posta parecería ser aprender qué joraca es invertir y, luego, no aceptar la opinión de videntes con bolas de cristal (aunque sean historias lindas que quieran matar a nuestra capacidad de racionalización).

¿Leíste en el diario que "bajó el nivel de rentabilidad de los inmuebles" y, por eso, decidiste NO comprar un departamento? ¿Viste en un blog que "el petróleo se derrumbó" y, por eso, decidiste no comprar acciones de Petrobras? Si querés invertir y ganar guita en este 2016, chau a las noticias, hola a lo básico sobre inversiones y, después, bienvenida la info objetiva. Sí a los balances. No a las historias. Sí al largo plazo. No al análisis técnico de libro de auto-ayuda.

El Plan de Negocio no murió y el tuyo debiera incluir todo ésto en 10 páginas


  • Un "Resumen Ejecutivo" que diga qué hacés, cuál es tu propuesta de valor en una oración simple que pueda entender alguien que NO es de tu rubro, tu industria, el tamaño total de tu mercado, comparables en ARG, LATAM o EE.UU. (si los hubiese), la facturación esperada y datos de contacto. Si estás haciendo el Plan de Negocio para dárselo a algún inversor, esa página tendría que cerrar con tu necesidad de capital.
  • "Equipo Emprendedor": Socios Fundadores (quiénes son y por qué son grosos) + Apoyo profesional de asesores, advisory board, mentores e instituciones de apoyo + plan de incorporaciones (de empleados: quiénes, qué van a hacer, por qué los vas a contratar)

Ingreso universal y, luego, utopía libertaria

¿Qué pasaría si repartiésemos tres cuartos de la recaudación impositiva entre todos los habitantes como subsidio único universal; y privatizásemos todo (transporte, cultura, comunicación, salud y educación)?

El foco del Estado pasaría a ser lo que siempre tuvo que ser: la seguridad y la protección de la ley. El empuje estatal por la igualdad de oportunidades pasaría, entonces, exclusivamente por la recaudación impositiva y su redistribución lisa y llana, para todos, por igual. Nada más.

Índice Pizza Ugi's: El único índice inflacionario que está en contra de las drogas

El Cerdo Capitalista, fiel a su índice pizzero, quiere seguir dándole de comer a Clarín, La Nación, Infobae, Fortuna y otros medios masivos. Así que, repasemos, nuevamente qué pasó con la gloriosa Pizza Ugi's durante los últimos meses y años.



98 Bombas y Bombinhas de negocios e inversiones (y no de Santa Catarina)

Históricamente, he llevado un documento con “máximas” que se me ocurrían en viajes en bondi, esperando en consultorios o en breves momentos de iluminación laboral. Mi idea siempre fue utilizar a esas máximas como títulos para futuros posts. El problema es que ese documento hoy tiene ya 47 páginas A4 y no voy a llegar a explayarme sobre todo. Así que me decidí por seleccionar algunos de esos pensamientos y, sin retocarlos, largarlos acá como un bombardeo de frases random.

¿En qué coinciden? ¿En qué no?

Charlemos en los comentarios ;) … ¡dénle que hay muchas máximas más que picantes!

  1. A nivel personal y a nivel país, sólo se sale de la pobreza gracias a la fría acumulación de capital.
  2. ¿Cuánto valen, de verdad, los beneficios laborales? ¿Gana la mucama, con cama adentro, de Amalita Fortabat $ 60.000 por mes?
  3. En 1950 la gilada marxista creía que, para el 2000, no habría comida para 3/4 de la población mundial. Falló el pronóstico. Ahora hay que predecir la muerte de la humanidad para el 2050.
  4. En una época donde se valora más vivir experiencias que acumular propiedad privada, acumulá propiedad privada.

¿Leíste “Compradicción”? Este extracto me gustó… La posta del “Desafío Pepsi”

...En el 2005, Malcolm Gladwell planteó en Blink, su éxito de librería, una interpretación parcial. El reto de Pepsi era una prueba de “un sorbo”, lo que se conoce en la industriad de las bebidas gaseosas como una “prueba de punto central”. Cuando beben un sorbo, las personas tienden a preferir el producto más dulce (Pepsi en este caso), pero cuando beben una lata completa siempre está el fantasma de la posible elevación del azúcar en la sangre. Según Gladwell, esa esa la razón por la cual Pepsi salió ganadora en la prueba de degustación pero Coca-Cola continúo liderando el mercado.

¿Qué oportunidades ves en las tendencias obvias que nos rodean?


  • Más niños y más viejos (en las últimas décadas se redujo abruptamente la muerte infantil, pero creció mucho la extensión de la expectativa de vida… por lo que la fuerza laboral es cada vez más chica -proporcionalmente-)
  • Alimentación sana, light y/o natural. Si en los 80’, la posta era la comida rápida, hoy la posta parece ser la comida “sana”. Sin embargo, la mitad de la población de todos los países civilizados sigue teniendo sobrepeso.

¿Dónde está la bishusha en 2016? Company builders, aceleradoras, incubadoras y fondos para argentos

Una vez que el emprendedor se decidió a dar el salto de fe (si es que debe hacerlo pues no tiene paracaídas incorporado) y ya le está dando forma a un proyecto personal; tiene cuatro opciones para potenciar su emprendimiento de la mano de los que saben:

1.- “Company Builders” (o "constructoras de empresas"): Son empresas que construyen empresas.. Suman emprendedores de alto potencial y arman empresas con ellos. En Argentina, arrancó fuerte “Quasar Ventures”, pero ahora mismo no está sumando nuevos proyectos. Estas "constructoras" crean pocas empresas por año y las ayudan a hacer que las cosas pasen de la mejor forma posible (potenciando el empuje del emprendedor y achicando el riesgo de su inexperiencia). Te ayudan a levantar guita y “te muestran el camino” del crecimiento pulenta. Ahora, el "Centro de Innovación Tecnológica, Empresarial y Social" (CITES) del Grupo Sancor Seguros también se auto-denomina "company builder".

¿Cómo ponerle nombre a tu nuevo negocio?

Te cuento mi caso: ponerle nombre a una inmobiliaria… Quizás sirva: En Marzo, investigué cómo se llamaban las inmobiliarias líderes. Primer descubrimiento: Todas las inmobiliarias tienen una marca compuesta exclusivamente por apellidos, excepto RE/MAX, Grupo Mega y algunas inmos pedorras. Muy poquitos tienen una marca con nombre y apellido del bróker fundador. En general, es un apellido o varios apellidos.

6 razones por las cuales aún no es momento de que pidas la tarasca

  1. Como fundador, solo estás dispuesto a dejar tu actual laburo en relación de dependencia una vez que levantes efectivamente capital.
  2. Como fundador, solo estás dedicándote part-time a tu proyecto (ya sea porque seguís dedicando algunas horitas a laburos autónomos que te dan de comer o porque decidiste meterte en varios emprendimientos distintos a la vez).

La izquierda y la derecha debaten... ¿Y vos qué opinás?

Izquierda: Si le vas a hacer casos a datos del Banco Mundial (que dice que si tenés más de dos dólares por día no sos pobre), estamos al horno. No quiero polemizar...quiero aportar otro punto de vista a tu reflexión. Un punto de vista que se salga de los parámetros del sentido común liberal capitalista.

Anarco liberal: jajaj, ¡me gusta! Coincido en que es un desafío cómo ir actualizando los “dos dólares” (o armar una medida real de no-pobreza). Igual… no me cae mal el de los dos dólares del BM como aproximación (insuficiente sí, pero algo es algo) de pobreza. Es jodidísimo medir la pobreza y muy polémico catalogar a la gente como "pobre".

Izquierda: Por eso...entonces me parece un error ser tan determinantes en afirmar “Sigamos por acá que venimos bien”. Porque vos decís que, en 50 años, se acaba la pobreza y hay otros que dicen que, a este nivel de crecimiento en 50 años, se acaban los recursos. Es cuestionar un poco el mito del progreso capitalista.

Dos mil personas entraron más de 200 veces a este blog... ¡y están todas equivocadas!

Hoy recordé que, hace varios años, publicaba una vez al año un post titulado "La cocina del blog" (Ejemplo del 2010: La cocina de este blog, mi visitante de Pretoria y… ¿el fin de la privacidad?). Gracias a eso, me puse a ver los analytics de este glorioso blog. Llegué a un dato de color sensacional: Más de 2.000 visitantes únicos han visitado esta bitácora más de 200 veces en el último año (entraron aún más de una vez por post nuevo). Los auto-definí como "seguidores últra fidelizados": ¡los groupies del cerdo capitalista...

Tirá toda tu biblioteca. Comprate un Kindle usado. Bajate estos 30 ebooks.

Como comenté acá, las "obviedades" de los círculos emprendedores argentos, son sorprendentes “for the rest of the world”. A pesar de la democratización de la información (gracias a Internet, Google y sus amigos); lo útil aún no está 100% democratizado. Si uno se mueve en círculos interesantes, se le ocurrirán cosas más y más interesantes para googlear; mientras que si no se te abre una “puerta a X conocimiento” se te va a complicar muchísimo googlear lo que interesaría saber (¡la pastillita de la Matrix guachín!).

Impuestos para emprendedores - Edición 2016

Más de la mitad de los emprendimientos (empresas pequeñas nuevas y, a veces, escalables o de alto potencial) morirían si pagasen todos los impuestos... Por lo tanto, si sos un pequeño emprendedor incipiente y tu estrategia no te permite bajar costos/gastos no impositivos (es imposible bajar impuestos, pues son ¡mandatorios!), estás al horno con papas.

Soy millonario antes de los 30 porque mis abuelos, pobres, decidieron vivir en Retiro y no en Dock Sud

Esta semana estuve pensando en cuán bien o mal setteados estaban mis nuevos objetivos anuales*, así que volví a calcular mis resultados económicos usando el glorioso método del "+5 por 25% al 10%" (lo de este post): La papa para laburar, ahorrar e invertir como un champion es simple... Ganar, en tu laburo, 5% más cada año. Ahorrar el 25% por mes. Invertir al 10% anual. Con el correr de los años, el interés compuesto hace su magia.

La soledad mata y, para evitarla, tenés que hacer guita joven

Los más conectados con su familia, con amigos y con su comunidad son más felices, más saludables y viven más.
No importa si estás en una relación o si tenés muchos/pocos amigos. Importa la calidad (de esa relación o de esos amigos).

¿Solución al problema de las villas?

1.- Exención total de IVA, IIBB, ganancias, impuesto al cheque y contribuciones previsionales para todas las pensiones familiares.

2.- Desregulación absoluta del mercado inmobiliario, incluyendo derogación de todas las normas pro-monopolio y pro-cartelización de inmobiliarias como las leyes nacionales 10973 y 2340.

Más guita no es sinónimo de más felicidad... ¡si y sólo si sos clase media alta o alta!

En EEUU, cuando superás el umbral de los USD 75.000 de ingreso anual, la guita ya no influye en nada en la felicidad (ver la posta sobre esto acá).

Ese número, sorprendentemente, es casi lo que los yankies consideran "upper-middle class" (clase media alta). Hoy, en EEUU, el 18% de la población está por arriba de esas 76 lucas anuales (poco más de 6 lucas verdes mensuales). Ese 18% está compuesto por un 14% de clase media alta y por un 4% de clase alta (que incluye al erróneamente odiado "one percent"). Así que ahí está la posta: ser clase media alta y, después, despreocuparse del dinero.

20 Concursos para Emprendedores Argentinos 2016

Como ya es costumbre, El Cerdo Capitalista te ayuda en la búsqueda de la tarasca (y del know-how/fama/etc) que ofrecen los concursos emprendedores argentos (u extranjeros pero argentino-friendly).

¿Sos un pinche y tenés una idea de negocio escalable (que puede tener ingresos que crezcan de forma exponencial mientras los costos no crecen o crecen de forma lineal)? ¿Ya implementaste alguna magia emprendedora pero te cuesta escalar? ¿Estás arrancando con un startup tecnológica, pero no tenés guita, conocimientos ni contactos para el segundo paso? Los concursos para emprendedores son la respuesta a eso... te ayudan a pasar de 0 (cero) a 0,1 (cero coma uno).

El mundo mejora

Cuando alguien te rompa las pelotas con que “el mundo está cada vez peor”, recordale:

En el 1900 nadie se bañaba a diario, las calles estaban repletas de bosta y desperdicios (a niveles que hoy serían inconcebibles hasta para la ciudad más mugrosa del mundo), la gente escupía sin asco adentro de cualquier edificio, casi nadie tenía acceso a agua potable y gas, sólo los millonarios tenían luz eléctrica (recién en 1880 Edison había patentado la lamparita), nadie tenía el gusto de siquiera escuchar la radio (la primera transmisión argenta fue en 1920), el número de horas trabajadas por un laburante común hoy sería considerado esclavitud, y la expectativa de vida no superaba los 50 años en casi ningún país del mundo. Para entonces (1900), Marx ya se había muerto hace 17 años.

La métrica del éxito económico que sí importa: Superación

Me causa mucha gracia escuchar a la gente decir frases como “¡Boludo! Fulanito se puso a invertir en bolsa y el año pasado ganó 10 mil dólares”... ¿Entonces? ¿Eso qué debiera decirme? ¿Algo en absoluto? Cualquier persona que entiende dos pavadas de números, ya sabe que la métrica de “margen bruto” (o neto) no dice casi nada pero, sin embargo, la abrumadora mayoría de nosotros creemos, en un momento de debilidad mental, que ganar 10 mil dólares es un mérito. ¡Lo que importa es el ROC! Como decía Pity Álvarez en Intoxicados, queremos ROC, queremos ROC, ROC, ROC… chicos y chicas quieren ROC, ¡quieren quieren quieren ROC!

¿Qué tamaño de estudio profesional te conviene tener?

Tener más clientes (y crecer en facturación), demuestra que sos bueno en lo que hacés. Crecer está bueno, es emocionante. Tener dos clientes no demuestra mucho. Tener diez ya empieza a decir algo de vos. Tener cien ya dice muchas cosas, especialmente en el mundo profesional súper-poblado de profesionales (afortunadamente, con un abrumador 80-20 de medio pelos vs pro-fe-sio-na-les). Lo loco es que, racionalmente, tener más clientes no necesariamente es lo mejor que le puede pasar a tu vida profesional autónoma.