El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

Creale un sinónimo a tu nombre y, después, monopolizalo

Liniers, historieta.
Cormillot, dieta.
Milo Locket, arte.
Riverito, lotería.
El gordo Bonadeo, Olimpíadas.
Samid, carne.
Favaloro, salud coronaria.
Altamira, izquierda.
Mirtha Legrand, almuerzo.
Fantino, entrevista.
Lucha Aymar, hockey.
Narda Lepes, cocina.
Ivan de Pineda, viajes.
Ricardo Darín, cine argentino.

Messi NO es sinónimo de fútbol porque si le pidiésemos a mil argentos que nombren futbolistas, todos lograrían nombrar a más de uno. Lo mismo con “economía”: Lousteau, Redrado o Prat Gay compiten por el sinónimo de su nombre por igual.

La posta del marketing parecería estar en crear una marca personal tan pero tan powa que las fosas alrededor de tu castillo sean tan profundas que nadie más pueda entrar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me hace acordar a Al Ries que en esto de posicionamiento la sabe lunga :) Decía siempre ser el primero de la categoría y que, si no se podía serlo, teníamos que crear una nueva. Si no recuerdo mal daba el ejemplo de el 1er. hombre que piso la luna: todos sabemos que fue Amstrong, pero nada tiene la más pálida idea de quién fue el segundo. En el caso de economía como bien decís no hay un referente pero sí en los nichos de la categoría:
- Tomás Bulat en la economía doméstica/emprendedores (que por ahora quedó vacante por más que Mariano Otalora lo intente)
- Martín Losteau: economía canchera y cool (sus entrevistas con Fantino y su libro lo pusieron ahí).
- Y así.

El mundo de los influencers en Twitter es muy así. Un tipo referente de un tema, que asoció su nombre con una categoría y que tiene 50 mil seguidores bastante homogéneos cobra muy bien por una publicidad, mientras que muchas veces alguien commodity con 3 millones de seguidores (el cosito de la pizza por ejemplo) no le saca jugo a su cuenta ni para el pancho y la coca.

Y para dejarla picando, no sólo se puede asociar a una categoría sino también a un target. Iván de Pineda -que nombrás en el post- más allá de los viajes (que también están los pibes de MDQ) significa sofisticación, glamour, bon vivant, representa a una elite. Por eso los de ICBC aciertan cuando lo hacen su cara. Francella es el argento promedio, y por eso PyG le puso toda la torta para que los publicite.

Una categoría. Un target. ¿Con qué podremos asociar nuestro nombre para salvarnos? :)

¡Saludos!