El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

¿Por qué no hay emprendedores en Ciencias Económicas?

Como estudiante de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, me sorprende que NADIE en dicho ambiente académico este interesado en el emprendedorismo. Es casi imposible cruzarse con estudiantes que planeen (o, aunque sea, sueñen) un futuro autónomo.

Recién hace dos años se inauguró la primer cátedra sobre “entrepreneurship” en esta casa de estudios y tan sólo convoca a 80 estudiantes por cuatrimestre (cifra mentirosa ya que muchos se anotan “para robar una optativa”).

Lo más triste de la situación es que el 100% de las materias restantes ofrecen una educación para formarnos como recursos empleables, y no como agentes empleadores.

Es indignante cursar una y otra vez con profesores que abordan temas netamente empresariales (¡es una facultad de ciencias económicas!) y ni siquiera plantean la posibilidad de analizar el tema “del otro lado del charco” (del lado del empresario).


Si consideramos que la “élite intelectual” del país está en las universidades: ¿Quién mejor para hacerse cargo de las empresas del futuro que este sector social?

Lo más increíble es que se supone que quien estudia ciencias económicas tiene cierta fascinación por el dinero. ¡Pero ni siquiera eso motiva a los estudiantes a mirar las cosas desde otra perspectiva! Si me dicen que en Ingeniería, Filosofía y Letras, Medicina o Psicología hay un muy bajo índice de emprendedorismo me llamaría la atención, ¡pero no tanto como en esta facultad! ¿Cómo puede ser que de más de cuarenta mil estudiantes que tiene este establecimiento ni siquiera el 1% está interesado en el “arte de crear organizaciones”?

Bueno… En este país parece que a nadie le interesa la cuestión y la relación educación-nivel de vida sigue un modelo que trataré de sintetizar lo mejor posible en las siguientes líneas… Otro día en otro post miraremos “la vida misma” del otro lado (el de los cerdos capitalistas).

Se supone que debemos formarnos en cuatro etapas “necesarias” dado el nivel de avance social actual:

  1. Primario: Siete años
  2. Secundario: Cinco años
  3. Universitario: Seis años (¡con suerte!)
  4. Post-grado: Dos años
Obviamente esto depende de donde haga uno el primario y el secundario (CABA, GBA o Interior del país); y cuanto esté dispuesto a pagar por la educación universitaria (todos sabemos que se puede afanar un título respetable en una privada en muy poco tiempo).

Pero sin entrar en análisis exhaustivos de situaciones particulares, podemos afirmar que si uno quiere ser alguien en la vida deberá estudiar nada más y nada menos que la friolera cifra de ¡¡¡veinte años!!!

Y siguiendo el modelo reinante de “formación para el trabajo”, al terminar los estudios y haber trabajado por cinco años (¡menos experiencia es inaceptable en un profesional!), uno estaría en condiciones (al cumplir los 26 años) de trabajar en una buena posición jerárquica con acceso a ciertos privilegios.

Pero… ¿Qué gana uno con todo esto? Depende la empresa donde uno ejerza su “magia”:

  • En una pyme, un gerente de Producción gana entre $3.500 y $4.500, mientras que uno de RRHH se lleva entre $2.000 y 3.000. El gerente comercial obtiene entre $4.000 y $5.000, mientras que el Administrativo se lleva entre $3.000 y $4.000 y el de Ingeniería, $3.000 y $4.000.
  • En una empresa nacional el sueldo de un gerente de producción va de los $5.000 a los $7000, uno de RRHH cobra entre $4.300 y $5.500, mientras que uno de Sistemas está entre $3.500 y $5.000. El gerente de finanzas gana entre $4.000 y $6.000, el Comercial $5.000/$7.000, un gerente administrativo $4.500/$6.000 y uno de Ingeniería entre $4.000 y $6.000.
  • En las empresas de primera línea o multinacionales los sueldos son mayores. Un gerente de producción gana entre $8.000 y $11.000, uno de RRHH va de $5.000 a $7.500, uno de Sistemas de $5.000 a $7.500 y el de finanzas de $6.000 a $8.000. Los gerentes comerciales cobran entre $11.000 y 15.000, los administrativos de $5.000 a $7.000 y los de Ingeniería entre $8.000 y $11.000.
Ver fuente AQUÍ

Como habrán notado, para el ejemplo, no consideré que un recién graduado (de 5 míseros años de experiencia laboral) no suele ser tomado en cuenta para puestos gerenciales (ni siquiera en pequeñas empresas) dado que “habrá estudiado mucho pero este pibe no sabe nada de la vida”.

En consecuencia, de este lado de la historia, si uno se destaca y llega a gerente, terminará ganando un promedio de $3.500 en una PyME, $5.200 en una gran empresa nacional u $8.000 en una multinacional.

¿Y esto para que nos alcanza?

  • Si es gerente en una PyME podrá satisfacer sus necesidades básicas, alquilar un departamento en Caballito y mandar a sus hijos al colegio privado más barato de la zona. ¡Ni piense en comprar su propio inmueble! ¿Qué banco en su sano juicio le va a dar un préstamo de (por lo menos) $ 150.000 a un empleado que no llega a los $ 4.000 de ingreso mensual? ¡Confórmese con brindarle un “futuro mejor” a sus hijos! Ah! Y no se exceda llevando su Fiat Uno al trabajo porque el estacionamiento en el centro está $10 la hora.
  • Si es gerente en una gran empresa nacional no sólo podrá satisfacer sus necesidades básicas, sino que podrá ¡irse de vacaciones! y darse algún que otro gusto. Gracias a su considerable sueldo que supera los cinco mil pesos los bancos estarán dispuestos a darle un préstamo de u$s 40.000 a 20 años (siempre y cuando ya tenga ahorrados u$s 15.000) lo que le permitirá obtener un hermoso tres ambientes (en una zona no muy linda obvio... un tres ambientes en Caballito, Recoleta, Palermo o Belgrano no baja de los u$s 70.000 así que ¡ni lo sueñe!). Ah! Y si quiere mandar a sus hijos a un colegio y/o universidad privada empiece a ahorrar con tiempo porque no le será fácil.
  • ¡Pero no se deprima tanto! Si su capacidad es destacable y adquiere uno de los menos de mil puestos gerenciales en multinacionales, usted estará ganando casi casi cinco cifras. Con este “sueldazo” usted podrá comprarse un auto grande para toda la familia y un lindo cuatro ambientes en una “zona segura” (hipoteca de por medio; ¡ni sueñe con ahorrar en este país! ¡siempre los cagan a los ahorristas!). Sus hijos podrán ir a un colegio donde (aunque sea) no se los eduque en el arte de la delincuencia y, con algo de suerte, podrá colgar un pintoresco plasma de 32 pulgadas en la sala de su living. Ah! Su vida parecerá color de rosas, pero ni sueñe con irse de vacaciones a Europa con su familia que el euro está a cinco pesos y su sueldo mensual no llega a los dos mil euros.


Entonces… ¿Por qué la ferviente desesperación de los estudiantes por esforzarse para ser mejores como empleados y no como empleadores? ¿Los mueve la seguridad hacia los empleos y el miedo los aleja del emprendedorismo? ¿La “gente común” no tiene un espíritu creador que necesite reinventarse todo el tiempo? ¿Los estudiantes en realidad son lo suficientemente perezosos como para no involucrarse en nada que salga de lo “común”? ¿Pensarán que invertir es riesgoso y no hay peor época para hacerlo que en la juventud (cuando la mayoría no tiene obligaciones con nadie más que con uno mismo)? ¿Serán defensores de la teoría que sustenta que la gente con plata tiene más problemas financieros que quienes viven en la gloriosa clase media? ¿Pensarán que la autorrealización llega más fácil de la mano de un empleo que de la de una idea innovadora implementada en un plan de negocios? O simplemente… ¿considerarán que todo empresario es un asqueroso cerdo capitalista?

2 comentarios:

lukitas86 dijo...

Estoy orgulloso de ser la primer persona que haga un comentario en este blog que de la semilla que es, llegará un día a ser un famoso árbol. Como dice un viejo proverbio hindú: todo GRAN camino se inicia con un PEQUEÑO paso.
Aprovecho también para tratar de dilucidar algunas de las preguntas hechas. Me parece propicio citar algunas palabras atribuidas al EMPRENDEDOR Bill Gates. Creo, como él que la gente tiene una idea diferente de lo que es un trabajo a lo que realmente es. Como dice el autor no estoy lo suficientemente capacitado para saber si son verdad. Pero la mayoría demuestran que estamos equivocados sobre lo que significa un trabajo. Estas son sus 11 reglas.

Rule 1: Life is not fair…get used to it.
Rule 2: The world won’t care about your self-esteem. The world will expect you to accomplish something BEFORE you feel good about yourself.
Rule 3: You will NOT make $40,000/year right out of high school. You won’t be a vice-president with a cell-phone, until you earn both.
Rule 4: If you think your teacher is tough, wait till you get a boss. He doesn’t have tenure.
Rule 5: Flipping burgers is not beneath your dignity. Your grandparents had a word for flipping burgers-they called it opportunity.
Rule 6: If you mess up it’s not your parents fault, so don’t whine about your mistakes, learn from them.
Rule 7: Before you were born, your parents weren’t as boring as they are now. They got that way from paying your bills, cleaning your clothes, and listening to how cool you are. So before you save the rain forest from the parasites of your parents’ generation, try delousing the closet in your own room.
Rule 8: Your school may have done away with winners and losers, but life hasn’t. In some schools they have abolished failing grades and they’ll give you as many times as you want to get the answer right. This doesn’t bear the slightest resemblance to ANYTHING in real life.
Rule 9: Life is not divided into semesters. You don’t get summers and Christmas break off, and very few employers are interested in helping you find yourself. Do that on you own time.
Rule 10. Television is NOT real life. In real life people actually have to leave the coffee shop and go to work.
Rule 11: Be nice to nerds. Chances are you’ll end up working for one.

Vera dijo...

Te lo respondo fácil: el que prefiere tener un empleo y un salario, elige la COMODIDAD, aunque esa posición le reditúe menos; el que prefiere tener una empresa propia, elige el LUCRO, aunque esa posición sea estresante.
Es una simple cuestión de gustos, ¿entendés?: un trabajador cumple sus horas y después se va a vivir su vida sin mayores preocupaciones; un patrón tiene que estar 24/7 pendiente de su negocio, pero se llena de plata.
Depende de lo que a cada uno lo incentive o tiente más, según su personalidad.
También cuenta el hecho de que, en mi opinión, cualquiera tiene la capacidad de ocupar un puesto de trabajo, mientras que para ser empresario hay que tener vocación.
Y en cuanto a que tu reflexión e interrogantes apuntan específicamente a los estudiantes de Ciencias Económicas, te puedo contar mi caso: planeo ser una futura economista, pero no tengo la intención de montar un emprendimiento comercial mío. La Economía me resulta fascinante y es el campo en el que puedo desenvolverme mejor, pero no soy codiciosa. Realmente me atraen más los desafíos intelectuales en la práctica de esta profesión.

Saludos.


P.D.1: Tu blog es muy interesante, voy a volver para leer más entradas.
P.D.2: De la "rule 11" del comentario anterior se deduce que Bill Gates al final no es más que un patético nerd resentido, pobrecito.