EL CERDO CAPITALISTA es el blog de un Santiago de Balvanera (Buenos Aires). De derecha en lo económico y de izquierda en lo social, aquí online desde marzo del 2008. Luchando contra la gilada y tratando de educar financieramente a las clases medias.

Ver todos los posts del cerdo Si es fácil, no es negocio

¡Buscá un post!

"Si es fácil, no es negocio"; y otros descubrimientos (o re-descubrimientos) del 2018 que se va

Todos estamos sesgados.

Como argento nacido y criado en un 3amb hipotecado en Almagro, soy la definición literal de la clase media porteña. Eso me sesga de cierta forma. Creo que mi opinión sólo es válida (y hasta ahí) para la (cada vez más chica) clase media media laburante.

El costo no determina el precio.

Por lo tanto, se puede vender un servicio de 10 horas de trabajo a 100X mientras otros venden un servicio parecido de 100 horas de trabajo a 10X. En este tema el marxismo está equivocado y toda la gilada es marxista. La posta la dijo Eugen von Bohm-Bawerk ¡¡en 1851!!: “El valor no surge del trabajo, sino de los deseos que los bienes satisfacen”.

Gratis o muy caro. En el medio, nada.

La semana pasada un amigo me ofrece una "gran oportunidad": captar (que me permitan vender) dos departamentos en una torre cara de Madero. Mis honorarios, para el propietario vendedor, son siempre del 3% del precio de venta (caro, pero el mejor). En contraposición esta "gran oportunidad" me ofrecería cobrarle cero al propietario vendedor y apenas la mitad de la comisión del comprador (2%, si conseguía de primera mano al comprador o 1% si conseguía al comprador vía red inmobiliaria -un colega-). Ese 2-1 se compara a un 7-5 de mis honorarios tradicionales. Aprox entre un quinto y un cuarto de mi ingreso tradicional (¡ante el mismo costo!). Ante mi "no" sin búsqueda de negociación, mi amigo se quedó con un gusto amargo dado "si 1 es más que 0, ¿por qué rechazás uno?".

¿Estás bien pago en tu emprendimiento? Llevá los números de tu negocio como un adulto

¿Cómo llevar los números de tu emprendimiento? ¿Cómo ponerle valor a tu tiempo? ¿Cuánto gana un empleado raso en Argentina en 2018? ¿Cuánto gana un gerente en Argentina en 2018? Esas 4 respuestas (y más) en lo que sigue :D

Durante la última clase que di en EmprendING sobre guita (finanzas), me preguntaron sobre cómo ponerle valor al propio tiempo al emprender (para costearlo). Para mí la respuesta es obvia porque siempre tuve en cuenta mi costo de oportunidad. Me resulta intuitivo. No sé por qué. Quizás por eso siempre me atrajo la economía: por mi forma de pensar costo-de-oportunidísticamente. Si hoy Domingo decidís caminar hasta lo de tu amigo que vive en Devoto para ver el superclásico, quiere decir una de dos cosas: 1.- Valorás positivamente la experiencia de caminar por sí sola (te gusta recorrer la ciudad a pata, ¡a mí me gusta!). 2.- La media hora extra (tiempo, que representa $) que tardás por ir caminando en vez de ir en bondi te resulta más barata que el precio del bondi (en $). ¿Me hago entender? Es un concepto que, creo, siempre me cuesta explicar.

El costo de oportunidad es lo que dejamos de ganar por hacer algo (Ej: si decido emprender autónomamente, estoy dejando de ganar el sueldo que el mercado me pagaría) o, dicho de otra forma, es el precio en tiempo, guita o felicidad de la segunda mejor opción (o la mejor alternativa que “dejo pasar” -que no hice-).

Invertir en Empresas (o en Bolsa) en Argentina: 50 años de montaña rusa financiera y emocional

En moneda dura (Ej: dólares), las empresas argentinas que cotizan en bolsa han llegado a crecer a un ritmo del 118% anual compuesto por 4 años seguidos o, también, han llegado a perder más del 92% en TRES oportunidades durante los últimos 50 años (no una, sino ¡TRES! fuckin’ veces: 1976, 1985 y 2002). Para que pongan eso en perspectiva: la única caída parecida registrada en las bolsas yankees fue el crash de 1929 con una baja que superó el 80 % de valor destruido entre 1929 y 1932 (el 11/Septiembre representó aprox. 20% de baja, la post burbuja .com -tomando en cuenta sólo empresas tecnológicas- hizo desaparecer aprox. 75% de valor y el 29/Septiembre del 2008 se dio la baja diaria más powa del Dow Jones con un 6,9% abajo -¡una cotidianeidad para los argentinos!-).

El costo no determina el precio

No hay relación alguna entre costo, valor y precio.

¿Hay un "o todo lo contrario"? Puede ser... Según los economistas, en un mercado racional y de competencia perfecta, el precio tiende al costo; mientras que en un monopolio u oligopolio el precio suele despegarse más alegremente del costo.

Sobre la autoridad para hablar de un tema

Como quien viaja en el subte a las 10am pero no a las 9am, quien asume poco o nulo riesgo al emprender no tiene autoridad para hablar sobre emprender (o sobre lo que es "tener que ir en subte al laburo" -aunque parezca falaz la conclusión, porque SÍ va en subte al laburo-).

¿Te parece justo que un emprendedor garpe 74% de impuestos?

Argentina está llena de impuestos distorsivos desincentivizadores de la bancarización y la formalización. Me cago de risa cuando veo a los directivos del Banco Central fomentando el no uso de efectivo.

Es ridículo que comparemos nuestra “presión tributaria” (recaudación sobre PBI) con el primermundista 50% danés o con el 40 y tanto francés. ¿Por qué no tiene sentido la comparación? Porque acá la economía en grone es gigantesca y el peso impositivo real para el gil respetuoso de la ley, como uno, supera ampliamente el nivel del primero de los primeros mundos. Pongamos un ejemplo haciendo simples cuentas de almacenero:

Comillas comillas… “Hagan algo que los apasione. No emprendan por la guita.”

Hoy arrancó EmprendING (“Emprendimientos en Ingeniería”), el mejor curso de emprendedorismo de toda la Argentina y el único que vale la pena cursar (donde es más que justo el intecambio de 6 horas semanales que NO pondrás directamente en tu emprendimiento para estar en un ámbito académico formal). Una de las primeras frases que se tiró fue “Hagan algo que los apasione. No emprendan por la guita.”. En términos generales coincido con este concepto, pero como me gusta ser contrarian, le veo algo muy malo: no aplica a todo mundo. Es una generalización útil para las mayorías pero un consejo peligroso para las minorías a las que sí les gusta la guita -en sí mismo, como una especie de “juego”, no como medio para nada-.