El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

La clase media argentina no compra casas, pero compra autos y vacaciones a lo pavote

La semana pasada después de analizar cuánto gana un empleado raso, un ingeniero y un policía así como de tratar de aproximarnos a una definición de “clase media”, hoy arrancamos el finde largo con alto análisis del Cerdo Capitalista: La clase media argentina no compra casas, pero compra autos y vacaciones a lo pavote.

..y lo dicen abrumadoramente los números (que son muy difíciles de conseguir).

En los últimos años, en Argentina, se patentan aproximadamente 850 mil autos. ¡Esto quiere decir que uno de cada 9 argentinos (incluidos bebés y niños) patenta un auto nuevo cada cinco años! Locura de consumo, nunca antes vista en este humilde país. Claramente, no hay autopista ni buena gestión de tránsito que alcance para semejante superpoblación automotriz.


Mientras tanto, en Capital Federal (que no creció TAN fuerte como todo el país) pasamos de patentar 65 mil autos en 2004 a casi 140 mil en 2012. ¡Esto quiere que uno de cada 4 porteños (incluidos bebés y niños) patenta un auto nuevo cada cinco años!



A pesar de la gloria automotriz, no pasa lo mismo con los inmuebles. La cantidad de escrituras traslativas de dominio no ha variado mucho en los últimos 15 años… ni siquiera en las grandes crisis. Siempre se compra/vende un número similar de propiedades. La joda está en QUIENES compran o venden esas propiedades.



Una buena hipótesis es que la clase media (que gana, según esquematizaciones, entre $ 6.700 y $ 33.000 al mes) compra, casi siempre, con hipoteca de por medio (porque un dos ambientes en Almagro está $ 900.000 y eso representa entre 27 y 135 sueldos mensuales completos). Si una familia tipo de clase media ahorra el 20% de su ingreso mensual, tiene que ahorrar por entre 12 y 56 años para comprarse un dos ambientes en Almagro.


El número de inmuebles transferidos con hipoteca en Capital Federal pasó de aprox. 30 mil anuales en la década del 90 a 3 mil anuales en plena crisis (2002 y 2003) y a 6 mil en la actualidad.
En Capital Federal, hoy día, se están comprando 24 veces más autos que inmuebles con hipoteca. Locura absoluta de desproporción. En 1998, ese número daba 2,5. Hoy la desproporción es DIEZ fuckin veces más.