El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

La “magia” de construir tu propio negocio


Al trabajar en relación de dependencia uno recibe una contraprestación monetaria por su esfuerzo, mes a mes, sin sobresaltos. La “seguridad” es el valor principal que lleva a la gente a buscar un puesto en una gran corporación. Uno trabaja un mes y, al final del mes, cobrará por su trabajo.

Si uno duplicase su productividad, ¿se duplicaría su salario?

Uno no cobra únicamente por sus logros, sino por una combinación extraña entre tiempo y mérito. En la mayoría de los casos, si no se llega a horario y se cumplen las 9 horas de obligación laboral, no se cobrará el sueldo completo. Por otro lado, si se cumplen las 9 horas pero no se logran “los objetivos” propuestos por nuestros superiores para nuestro puesto de trabajo también estaremos en problemas. En consecuencia, se nos paga por una combinación de mérito y tiempo.

La “magia” de construir tu propio negocio, desde mi humilde visión, radica en dos simplísimos puntos:
1.- Tú cobrarás por tu mérito y no por tu tiempo (lo que puede ser tanto positivo como negativo). Si mi productividad baja, tendré que trabajar más para lograr el mismo ingreso; pero por el otro si mi productividad aumenta, lograré trabajar menos.
2.- ¡Tú te quedarás con tu plusvalía y con la de los demás! ¿Por qué es más lógico trabajar para uno mismo (si nuestra situación personal lo permite)? Porque esta sociedad es capitalista. No hay mucha ciencia. Trabajar para alguien más significa, en la mayoría de los casos, que generamos más de lo que percibimos (excepto que seamos unos vagos, ladris, ñoquis, etc). Y no sólo eso. Todo el que trabaje con (y para) nosotros potenciará nuestro ingreso.



A pesar de lo anterior, vale aclarar que hay varios tipos de entrepreneurs PyME:
1.- Quien trabaja “gratis” por la compañía (esperando en un futuro cobrar dividendos o vender la empresa)… suponiendo que dicho valor agregado sobrepasa a su costo de oportunidad laboral (“potencial sueldo” que podría llegar a haber cobrado en una corporación en base a sus habilidades y conocimientos).
2.- Quien cobra honorarios por su trabajo (tal como si fuese un empleado de la empresa, se paga a uno mismo por su trabajo mensual).

No hay comentarios: