El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

Impuestos para emprendedores - Edición 2016

Más de la mitad de los emprendimientos (empresas pequeñas nuevas y, a veces, escalables o de alto potencial) morirían si pagasen todos los impuestos... Por lo tanto, si sos un pequeño emprendedor incipiente y tu estrategia no te permite bajar costos/gastos no impositivos (es imposible bajar impuestos, pues son ¡mandatorios!), estás al horno con papas.



Entonces, ¿tenés que ir y aprender de impuestos? Ni tanto... No tiene sentido que te anotes a algún curso fumata de 12 horas cátedra de "impuestos para emprendedores". Focalizá tus energías donde tienen que estar (¡en el corazón de tu negocio papá!)... Lo que sí tiene sentido es que le dediques diez minutitos a leer y entender qué impuestos (grosso modo) te roba (taxation is theft) el Estado argentino, como para tenerlos en cuenta en tu cuentita de almacenero mental. No es grave ni importante que, como emprendedor, no tengas puta idea de impuestos. Lo que sí es grave es que creas que, sin pagar impuestos, encontraste un gran negocio comprando a 50 y re-vendiendo a 70... Un margen del 30% sin pagar impuestos no es un margen en absoluto. Un negocio donde comprás a 50 y vendés a 70 no es un negocio en absoluto.

Vamos a la carne del asunto... En Argentina, se garpa Impuesto a las Ganancias, Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuesto a los Ingresos Brutos (IIBB), Impuesto sobre los Créditos y Débitos en Cuentas (“Impuesto al Cheque”), Aportes y Contribuciones Previsionales (Cargas Sociales / Jubilación), etc. La presión tributaria (lo que recauda el Estado sobre el total de lo que se produce), en los últimos años del kirchnerismo, alcanzó el 40% (sí: de cada peso que se produjo en 2015, cuarenta centavos se los robó el Estado).

¡Vamos impuesto por impuesto, para que, después, puedas hacer las cuentas de almacenero!

1.- El famoso Impuesto a las Ganancias grava la guita que ganás (“neta”). La tasa es del 35% para todas las sociedades. ¿Ganás 100pe netos? El Estado se queda con 35. Tu negocio genera, en realidad, sólo 65pe. Como dicen los contadores (con razón), el socio mayoritario de todas las empresas argentinas es el Estado (¿lo qué?... sí, que en una sociedad chiquita de dos socios, el Estado tiene el 35% de las ganancias, el socio #1 tiene el 32,5% y el socio #2 otro 32,5%).

2.- El Impuesto al Valor Agregado ("IVA") va del 10,5% al 27%; siendo lo más común 21%. ¿Pensás vender tu producto a precio final de 100pe y vos lo generaste de cero? Entonces te quedarán sólo 82pe por esa venta (porque $ 82 x 1,21 = $ 100.-). ¿Pensás comprar a 50 y revender a 100? Entonces, es el 21% de ese “valor agregado” (50pe). El IVA lo calculás multiplicando por 1,21 (si estás viendo el precio bruto) o dividiendo por 1,21 (si estás viendo el precio final con IVA incluído).

3.- El Impuesto a los Ingresos Brutos ("IIBB") grava el precio en que vendés. La tasa varía por actividad y por localidad. Lo más común es 3,5%. ¿Vendés 100 lucas al mes? 3500pe te rasquetean de acá.

4.- El “impuesto al cheque” tiene una tasa de 0,6% cuando metés guita en tu cuenta y 0,6% cuando la sacás. ¿Pensás meter 500 lucas por mes en tu cuenta y con eso comprar mercaderías? Te van a sacar 12 lucas por este mangazo.

5.- Aportes y Contribuciones Previsionales. No se suelen tener en cuenta, pero si pactás con un empleado que él/ella cobrará $ 10.000 en mano (hoy, masomenos, el mínimo de un sindicato masomenos decente como Empleados de Comercio), a vos esas diez lucardas en mano te van a salir aprox. 50% más, es decir, la friolera de $ 15.000 (5 lucas de “cargas sociales”).

6.- Investigá mejor tu rubro y ponele un número al “etcétera”… Si pensás vender puchos, probablemente el “etc” sea casi tan guaso como los otros cinco puntos juntos. Si pensás vender tus servicios como contador sin siquiera una oficina física, el “etc” va a tender a cero.

Como verás, el ejemplo inicial de comprar a 50 y vender a 70 no cierra ni en pedo con el Estado en el medio. El costo/gasto en Impuestos es, indiscutiblemente y en todos los negocios, el costo/gasto más grande por lejos… así que ¡no te conviertas en el gil del año emprendiendo algo sin considerar a los impuestos!

Ahora sí... ¡hacé tus cuentas de almacenero!

5 comentarios:

Leandro Romero dijo...

tengo que admitir que nunca me gustaron los impuestos,es como quitar "legalmente" parte del sueldo a todos,es injusto,osea uno mismo se lo gano,pero bueno,son las "leyes"
yo haria negocios de algo pero nunca lo haria publico a la afip o a quien sea

Dario dijo...

Está bien el artículo. Es bastante básico, pero esos conceptos tan básicos no los tuve en cuenta la última vez que me fundí con mi emprendimiento.

Leandro, los impuestos son (o deberían ser, al menos) hospitales, escuelas, rutas y servicios varios. Por lo cual, a todos nos corresponde pagarlos. Cuánto, cómo y qué se hace con esa plata es otra discusión.

OMAR dijo...

Muy buena la Síntesis, cerdo sos un Capo.... pero bien, Impuestos hay que pagar y eso lo tenemos todos clarísimo. Yo le agregaría, para tu pequeño emprendimiento o solo para respirar, el Peaje de las rutas ncionales que ahora le llaman autopistas, al ABL,eñ impuesto a los combustibles, ya que si tenes una chatita para mover tu mercadería compra venta lo garpas y sino un proveedor tambien te lo cobra a vos, etc....es decir ese etc es mucho mas de lo que uno se imagina, por ejemplo en LANUS garpas además de ABL uno que lo llaman higiene y seguridad que de seguridad e higiene no tiene nada, ya que la inseguridad esta al a orden del día y la higiene de las calles y aceras es un desastre, además de los baches y el olor a podrido que a las 21.00 hs se desarrolla por el efecto de bombeo a la red pluvial de las aguas servidas de los nuevos edificios en torre de 10 o mas pisos hizo construir el animal que tuvimos hasta el 10D de intendente.(sacar sus conlusiones) y que se garpa en el orden de 1000 mangos cada dos meses....es un afano. Ahora voy con mayuscula no porque grite sino porque quiero resaltar. EL PROBLEMA NO RESIDE EN LO QUE COBRAN SINO RESIDE EN LO QUE DEVUELVEN.... ES DECIR NO DEVUELVEN NADA , SE AFANAN TODO, USAN LA GUITA QUE CADA EMPRENDEDOR PRODUCE EN ALIMENTAR A LAS COOPERATIVAS QUE NO PRODUCEN UN CARAJO Y GARPAN SUELDOS A TODOS LOS VAGOS QUE ESTAN ALLI ADENTRO Y A LOSALCAHUETES DE TURNO QUE COBRAN PLANES DESCANSAR O AUI O LO QUE FUERE. SI VOS LABURANTE 35 AÑOS DE TU VIDA ININTERRUMPIDAMENTE, SI ADEMAS SOS PROFESIONAL Y TENES MENOS DE 60 AÑOS NO TE PODES JUBILAR Y TAMPOCO TENER OBRA SOCIAL DIGNA, SOLO EL ESTADO TE PONE 280 PESOS, SI LEISTE BIEN...280 PESOS DE SUBSIDIO POR DESEMPLEO, Y UNA OBRA SOCIAL TRUCHA QUE TE PONE OSDE POR EJEMPLO COMO PLAN 015 QUE NI TE LO DA OSDE.... TE LO DA UNA TERCERIZADA POR OSDE QUE ES PEOR QUE LA CLINICA DEL DOCTOR CURETA.... REDONDEANDO...EL 55 % DE LO SQUE TU CAPITAL, ENERGÍA Y TIERRA PRODUCE SE LO QUEDARÁ EL ESTADO, PARA AHCER CON ELLO LO QUE SE LE CANTE ADEMAS DE AFANARSELO. ESPEREMOS QUE AHORA LAS COSAS REALMENTE CAMBIEN Y SE REFORMULE ESO, PORQUE HACER BENEFICENCIA CON LA GUITA AGENA ES LO MAS FÁCIL..... HE DICHO, GRACIAS

Dario dijo...

Tengo un amigo (fan del cerdo) que siempre termina ese tipo de declaraciones como las de Omar con un "Todos somos comunistas con la guita del otro"... y la verdad que tiene razón...

Urbano dijo...

y después se preguntan por qué hay pobreza, por qué hay desempleo y marginalidad. Por que se afanan todo a través de impuestos que hacen inviable negocios que en ausencia (o en menor presencia) de los mismos podrían ser totalmente factibles. Habría mucha más gente emprendiendo negocios o ampliándolos. Eso genera trabajo (directo por contratados e indirecto por proveedores). El Estado dice que debe intervenir en la economía para evitar la desigualdad y fomentar el crecimiento cuando es justamente su intervención a través de impuestos y de regulaciones la que genera la socioesclerosis que le endilgan al capitalismo (en tu análisis te olvidás del CADOF: costo administrativo de las obligaciones fiscales, no es le impuesto nada más, es el contador, la planillita que tenés que llenar, etc.).