El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

Sobre el tiempo en la búsqueda de la felicidad

El objetivo de la vida es la búsqueda de la felicidad, ¿no? Me encanta que la constitución yankie asegure, en el preámbulo de su versión de 1787, que todos los hombres somos creados iguales y poseemos derechos inalienables como la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Es increíble cómo pasan los siglos y no aprendemos el 101 (lo básico) de la búsqueda de la felicidad. Ese hecho me vuela la capocha. Desde “El Cerdo Capitalista”, trato de echar luz sobre una de las aristas de esa búsqueda: ¡el tiempo!... y, para hablar de tiempo, busco excusas y acá terminamos hablamos de finanzas personales, y de economía conductual, y de emprendedorismo, y de real estate… Todos medios para mostrarles como es mi camino hacia mi meta de corto plazo: hacer la de Olaudah Equiano, comprar mi propia libertad y darle aún más contenido a mi vida. Hoy quería compartir dos cosas bien distintas que apuntan a esa arista: la de valorar bien fuerte el propio tiempo.


Ya en 1840 se editaba en España un libro titulado “Manual para los maestros de escuelas de párvulos” donde se daban los siguientes tips:
  • El que cree que nunca tiene bastante es pobre siempre.
  • Economiza lo superfluo para no carecer de lo necesario.
  • No gastes cuando puedas ahorrar, ni economices cuando debas gastar.
  • El que compra lo que no necesita, no podrá comprar después lo que sí necesitará.
  • Guarda mientras seas joven y estés sano, para le enfermedad y para la vejez.
  • La falta de ocupación es un tormento para el hombre industrioso.
  • Una puntada a tiempo ahorra nueve.
  • La mejor fortuna es la frugalidad y el mejor patrimonio la industria.
  • Los que se consideran capaces de hacerlo todo son, por lo común, los que no hacen nada.
  • Promete poco y da mucho.

Es muy loco que este manual no haya logrado meter estas simples ideas en nuestras mentes irracionales, ni siquiera en 175 años. Me llama la atención. Se relaciona con esta charlita de Pepe Mujica, con el que coincido en los objetivos (libertad) pero no en las formas (más gobierno nunca puede equivaler a más libertad):



"Si sos joven, tenés que saber esto: La vida se te escapa. Se te va minuto a minuto. No podés ir al supermercado y comprar vida. Entonces, ¡luchá por vivirla, por darle contenido a la vida!

La diferencia de la vida humana a las otras formas de vida es que vos le podés dar, hasta cierto punto, una orientación a tu vida. Vos podés, en términos relativos, ser autor del camino de tu propia vida. No sos como un vegetal que vive porque naciste. Después de haber nacido, podés darle un contenido… o no: Podés enajenar tu vida, dejando que te la compre el mercado, y te pasás toda la vida pagando tarjetas y comprando cacharros, dejando todo para adelante, para después ser un viejo lleno de reumatismos. Te pelaste, ¿y qué hiciste en este mundo? Pero si tuviste un sueño y peleaste por una esperanza e intentaste transmitirla, tal vez quede un pequeño aliento rodando en las colinas, en los mares, un pálido recuerdo que vale más que un monumento, que un libro, que un himno, que una poesía (…)

Nada vale más que la vida. Luchen por la felicidad. La felicidad es darle contenido a la vida. No hay que dejar que te la roben (…)

Un segundo consejo a los jóvenes: Lo imposible cuesta un poco más. Derrotados son solo aquellos que bajan los brazos y se entregan. La vida te puede dar mil tropezones en todos los órdenes: en el amor, en el trabajo, en la aventura de lo que estás pensando, en los sueños que pensás concretar, pero una y mil veces estás hecho con fuerza para volverte a levantar, y volver a empezar, porque ¡lo importante es el camino! No hay una meta. No hay un arco del triunfo. No hay un paraíso que nos reciba. No hay odaliscas que te van a recibir porque moriste en la guerra (…) Lo que hay es otra cosa: Es la hermosura de vivir al tope, de querer la vida en cualquier circunstancia, luchar por ella e intentar transmitirla. La vida no es solo recibir. Es, antes que nada, dar algo de lo que tenemos. Por más jodido que estés, siempre tenés algo para darle a los demás."


La economía estudia cómo joraca se asignan recursos escasos para satisfacer necesidades casi infinitas. La currency más pulenta del mundo no es ni el dólar, ni el euro, ni la libra esterlina ni el franco suizo... El tiempo humano es la moneda del mundo y ojalá esta bitácora nos sirva para descubrir, entre todos, cuál es la forma ideal de asignarlo. Para arrancar, te recomiendo pasar por mis posts sobre inversiones básicas, sobre el nivel de "fuck you",  sobre mi fórmula para la riqueza, sobre "Notables en Notables", sobre mi sombrereo, sobre mi ahorro a lo catarí, o sobre minimalismo; y espero tus comentarios/contrapuntos allí ;)

Si vos también querés hacer la de Olaudah Equiano, seguime en FB.


1 comentario:

Daniel C dijo...

excelente!