El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

¿Por qué no podemos obligarnos a hacer lo que quisiéramos hacer?

Hace mucho que tenía pendiente abrir un glorioso post con la siguiente frase: “El camino del infierno está empedrado de buenos intenciones.”... ¿Por qué? ¿Qué nos prometemos que no cumplimos? ¿Por qué son al pedo los "objetivos de año nuevo"?

  • Prometemos ahorrar para la jubilación, pero después nos gastamos la guita en unas vacaciones copadas por España y Portugal.
  • Juramos hacer dieta, pero nos rendimos al flan con dulce de leche y crema.
  • Prometemos que controlaremos regularmente nuestro nivel de colesterol, pero al toque cancelamos nuestra próxima visita al médico.
Aunque todo el mundo tiene problemas con la desidia, quienes reconocen y admiten su debilidad se hallan en mejor posición de cara a utilizar la posibilidad de comprometerse por sí mismos con unas fechas tope para ayudarse así a superarla. ¡El que se cree mil cumpliendo sus propios objetivos, está al horno con papas!
Cada uno de los problemas que afrontamos (gratificación inmediata vs diferida... gastar vs invertir -no solo guita-) cuenta asimismo con potenciales mecanismos de autocontrol. Si no podemos ahorrar de nuestro salario, podemos aprovechar la posibilidad de que la empresa nos practique deducciones automáticas; si no tenemos suficiente voluntad para hacer regularmente ejercicio solos, podemos buscar tiempo para hacerlo en compañía de nuestros amigos. Son éstas herramientas que nos permiten asumir un compromiso por adelantado, y que pueden ayudarnos a ser la clase de personas que queremos ser.

La capacidad de simplificación constituye uno de los rasgos distintivos del verdadero genio.