El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

La historia de los ceros

Cuando estaba en la primaria me encantaban las monedas, las banderas y todas esas cosas que hacían a un país, un país. Era argentino fanático, y en ese fanatismo, no podía entender lo fácil que se devaluaba en nuestro país (comparándonos con “the rest of the World”).

Con una coyuntura macro muy extraña, hoy (2013), me pareció copado repasar nuestra historia monetaria (que me gustaba leer de peque).

Desde el año 1969 a la fecha, la Argentina ha tenido cinco monedas (Pesos Moneda Nacional, Pesos Ley, Pesos Argentinos, Australes y Pesos Convertibles), lo que genera un asombroso promedio de una nueva moneda cada menos de nueve años.

En la conversión de Moneda Nacional a Pesos Ley se le quitaron dos ceros a la unidad monetaria, luego se le arrebataron cuatro ceros y nació el Peso Argentino, más tarde se le sacaron tres ceros y el patrón monetario pasó a ser el Austral, para finalmente quitarle otros cuatro ceros a la unidad monetaria generando una convertibilidad 1 a 1 con el dólar estadounidense (de allí “Peso Convertible”).

En el 81’ se llegaron a emitir billetes de un millón de Pesos Ley, record casi “a lo Zimbabwe”.
Un peso actual es equivalente a 10 billones de Pesos Moneda Nacional (10 trillions para los yankies… 13 ceros). Claramente, cualquier estúpido que haya ahorrado en moneda argentina, ¡lo ha perdido TODO! (yo he escuchado historias de gente que fallece y a los tres meses encuentran en la puerta de su heladera tres millones de australes escondidos).

Por suerte, desde 1992 a la fecha, mantenemos la misma moneda, aunque, por el camino, hayamos perdido lo de “convertible”.

A todo esto… Si la historia dictase el futuro, tras 21 años de estabilidad monetaria, el repetido ciclo de hiperinflación, hiperdevaluación y nuevo patrón monetario… ¿estaría a la vuelta de la esquina?