El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

La nefasta y sorprendente máquina del tiempo del siglo XXI

Después de bastante tiempo sin un post que me demande investigación en serio, he aquí algo nuevo. A través de los siguientes párrafos traté de plasmar con datos concretos y apreciaciones personales mi posición sobre la frágil línea que separa el “pasado” de nuestro actual “presente”.

Dado que no hay UNA realidad, sino MUCHAS realidades; me decidí por hablar sobre los viajes en el tiempo. Sin ser Hiro Nakamura ni Marty McFly, podemos “transportarnos” y ver realidades actuales que parecen calcadas de lo vivido en Europa u otras partes del mundo occidental hace siglos.

¿Querés ir a la Europa de principios de la Edad Media?
Un poco de historia
La Alta Edad Media abarca el período de tiempo que se desarrolló entre la caída del Imperio Romano de Occidente hasta aproximadamente el año 1000. Estos años forman parte de lo que comúnmente se conoce como “Edad Oscura” (dado que se recuperaron pocas fuentes de información para reconstruir la realidad histórica del período).
Según varios historiadores, en estos años, la gente sobrevivía gracias a una agricultura de subsistencia. La vida era dura, breve y brutal. La media de esperanza de vida era de 30 años, sesgada por una alta tasa de mortalidad en la población infantil y femenina (debido a las dificultades en los partos). Pueden consultar un poco más sobre este período aquí.

Un poco de actualidad
Para vivir esa experiencia se pueden tomar un avión a Johannesburgo (Sudáfrica) y de ahí con un par de micros podrán acceder al Reino de Lesoto que; a diferencia de lo que muestra Coca-Cola aquí, aquí, aquí y aquí; es un territorio olvidado en el tiempo. Se independizó del Reino Unido en 1966 y hoy es una monarquía parlamentaria constitucional (desde 1993).

El potencial económico de Lesoto es tan débil que una de sus dos principales fuentes de ingresos es la emisión de sellos postales (destinados principalmente al coleccionismo). La otra, obviamente, es la agricultura de subsistencia (trigo, maíz, frutas y verduras). Tal como en la Edad Media, principalmente por culpa del VIH que afecta al 30% de las dos millones de personas que integran este pequeño reino. la esperanza de vida de los lesotenses es de 34 añosSU PIB per cápita anual ronda los ¡1500 dólares! (En Argentina es de 14.500, en EE.UU. de 47.000 y en Luxemburgo de 79.000). Eso, sumado a la extrema desigual distribución de la riqueza, deja a la gran mayoría de sus habitantes en la pobreza extrema.






¿Querés viajar a la Antigüedad?

Un poco de historia
Este período de tiempo se caracterizó por la aparición de las primeras ciudades (muy superiores a las aldeas neolíticas), la aparición del poder político organizado (con la aparición de reyes y palacios), los primeros intentos de realizar comercio de larga distancia así como por cambios económicos (transición del modo de producción esclavista al modo de producción feudal desde la crisis del siglo III) así como religiosos (sustitución del paganismo politeísta por los monoteísmos teocéntricos).

A mediados del período que conocemos como “antigüedad”, mientras que las civilizaciones grecorromanas instauraban los conceptos de libertad y ciudadanía para una minoría sostenido por el trabajo esclavo, los “asiáticos” (Egipto, Babilonia, India o China) se caracterizaban por la existencia de un poder omnímodo en la cúspide del imperio y el pago de tributos por las comunidades campesinas sujetas a él pero de condición social libre (había esclavos, pero no eran la fuerza de trabajo principal).

Un poco de actualidad
Nuevamente para apreciar una realidad ACTUAL aún más cruel que la que se vive en el reino de Lesoto pueden visitar otro reino cercano: Suazilandia. Tal como en los pueblos orientales de la Antigüedad, la sociedad de Suazilandia vive casi exclusivamente para mantener el suntuoso estilo de vida de su rey (Mswati III).


En este Reino sin salida al mar, que se encuentra en el sur del continente africano, tres cuartas partes de la población vive bajo el umbral de la indigencia, el 43% está infectado con el virus del VIH (el mayor porcentaje del mundo) y la esperanza de vida al nacer es de 32 años (la menor del mundo).

Mientras tanto, el Rey cuenta con una flota de limusinas, un jet de lujo (que costó ¡¡¡un cuarto del presupuesto nacional!!!) y suntuosos palacios para albergar a sus muchas esposas.


Suazilandia es una monarquía absoluta, donde el Rey es el Jefe de Estado y ejerce los poderes ejecutivo y legislativo (directamente o a través de ministros por él elegidos). El Rey es polígamo pero una de sus esposas es considerada la “Reina Madre” que es vista como una líder espiritual para el pueblo suazili.

Las críticas al Rey Mswati III no sólo pasan por la forma autocrática de gobernar, sino también por la polémica tradición de elegir una nueva esposa cada año a través del “Baile de la Caña”. Esta ceremonia consiste en 50.000 vírgenes suazilis en topless que se reúnen frente al Rey para cantarle tributos. De entre esas millares de jóvenes el rey elige una nueva esposa/reina cada año (convirtiéndose ésta en una de las poquitísimas posibilidades de ascenso social dentro de la sociedad suazili).

El Rey tomando nota mental sobre las virtudes de sus pobladoras para poder seleccionar correctamente a la nueva reina.
Las postulantes a Reina escoltadas por suazilis varones vestidos también para la ocasión.
Turistas contemplando el espectáculo y tomando fotografías con cámaras digitales
Algunas de las pretendientes mostrando sus atributos y cantando en honor al Rey

El actual rey Mswati III gobierna desde 1986 y actualmente tiene 13 esposas. Su padre, Sobhuza II, reinó durante 60 años, se casó con 70 mujeres y tuvo 210 hijos.


¿Sos un ambicioso que quiere volver miles de años en el tiempo? ¡También es posible!
¡A la prehistoria también podés llegar!
(desde la aparición del hombre hasta el 3000 a.C.)

Aunque parezca mentira, ni el Google Earth ni los satélites modernos ni ninguna otra parafernalia tecnológica, puede mostrarnos el 100% del mundo actual. Todavía en el siglo XXI se siguen descubriendo pueblos indígenas nunca antes contactados por el “mundo moderno”. A estos pueblos indígenas que optan por vivir en el aislamiento voluntario o directamente desconocen de la existencia de “otra humanidad”, se los conoce como “uncontacted people” o “lost tribes”. Advertencia… ¡lo que sigue te puede volar la cabeza! ¡Muuuy flashero! :O

En Mayo del 2008 se descubrió (¡y fotografió!) una tribu nunca antes contactada en medio de uno de los lugares más aislados de la selva amazónica (en el límite entre Perú y Brasil).










Como verán, los habitantes de este poblado usan arcos y flechas, colorean sus cuerpos de rojo o negro (¿dependiendo de alguna escala social?) y es imposible saber si ya conocían de la existencia del “resto de la humanidad” dado que, ante la aparición del helicóptero cerca de su lugar de residencia, mezclan caras de terror con preparadas tácticas defensivas. ¿Ya se habrían cruzado con algún “moderno” que no la contó y por eso esta sociedad aún seguía “sin existir” para nosotros, el resto del mundo?

Otro caso igual de llamativo pero de diferentes características se da en la “North Sentinel Island”, que es una pequeñísima isla de 72km2 ubicada en la Bahía de Bengala dentro del Océano Índico. El territorio depende oficialmente de la India, pero el gobierno de dicho país ha reconocido en varias oportunidades que no interviene para nada en la sociedad que habita la pequeña isla, pues allí vive la tribu conocida más aislada del mundo.





Los habitantes se conocen como “Sentinelese” (ni el nombre de la isla ni su gentilicio tienen traducción al castellano) y aún no utilizan la agricultura. Tal como en la prehistoria, su dieta es una combinación de carne proveniente de animales cazados así como frutas y verduras recolectadas. Los científicos creen que los “Sentinelese” llegaron a la isla hace 60.000 años cuando se dio la primera expansión humana por fuera de África. Dada esta exclusión total del resto de la humanidad, estos habitantes poseen una genética única en el mundo y aún conservan excelentes índices de salud (a diferencia de otras tribus “contactadas” que adquirieron varias enfermedades de sus visitantes). En el censo del 2001 se calculó que vivían 39 personas en la isla, aunque dado que los “Sentinelese” son altamente agresivos con los “extranjeros” nadie ha pisado la isla como para conocer a fondo la cultura de la tribu (ni su cantidad real de habitantes). Pueden seguir sorprendiéndose aquí, aquí y aquí.

1 comentario:

Nicolas Ierino dijo...

Muy buen post. Ya conocía de Suazilandia por vos y tu hermano pero igual muy interesante. Abrazoo