El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

Curiosa política la de los videoeditores

Dado que soy un ferviente defensor de la propiedad intelectual y el copyright, cada vez que quiero ver alguna película me esfuerzo por conseguir una copia original (en caso de que esté efectivamente en nuestro humilde mercado cinematográfico) pero la experiencia que obtengo una y otra vez es, cuando mínimo, decepcionante. Para ustedes videoeditores… ¡Aprendan a hacer su trabajo! ¡No me obliguen a piratear!

En todos los aspectos de la vida me caen mal los críticos por lo que trato de evitar cualquier “palazo” que no lleve a un mejoramiento de procesos o resultados. Sin embargo, hoy voy a criticar. Sí, sí. Porque estoy indignado (¿?). Y quiero ver un cambio en una industria de la cual soy tan sólo un humildísimo consumidor.

¿A quién le voy a dar? ¡A los videoeditores! En vez de ofrecer un mejor servicio por comprar o alquilar una copia original, premian al honesto con tres minutos de propaganda anti-piratería seguidos de dos trailers de otras películas de la productora… ¡que no se pueden pasar de largo ni acelerar! (propaganda + publicidad = bodrio garantizado).

Lo más loco de la situación es que yo soy una de esas personas que disfruta de sobremanera los trailers. Cuando voy al cine, si la película que fui a ver no se destaca, muy probablemente los diez mejores minutos de mi estadía terminen siendo simplemente los avances. Sin embargo, los “bochos” que se dedican a la edición de las películas en DVD o Blu-Ray (por lo menos en la región que le pertenece a nuestro país), logran lo imposible y me ponen antes de “Old Boy” unos trailers de dos pavotas películas románticas sin gracia que casi casi logran irritarme.

Me sorprende que en una industria donde la rivalidad competitiva ejercida por las opciones “no legales” es fuertísima no se tomen medidas para “agigantar” la experiencia del usuario al consumir el producto. Increíblemente, se disfruta más un ripeo Blu-Ray bajado ilegalmente de Internet que la versión original.

En vez de gastar tiempo y recursos en frenar la piratería, ¿por qué no se le busca una “vuelta de tuerca” a la industria del “cine en casa” para hacer que la película original sea más disfrutable (en un sentido u otro) que la versión pirateada? Y con esto no me planto en la película en sí. Al contar con ciertas ventajas de volumen con las cuales no cuentan los pequeños “ladris pirateadores”, se puede agrandar la experiencia de ver una peli en casa por más allá de la peli. Así que ¡A pensar y a mejorar muchachos! ¡Basta de bullshit propagandístico en las versiones originales!

Aquí arriba un ejemplo de lo bien que se pueden hacer las cosas con la quinta temporada de Lost editada en un pack especial denominado "Dharma Initiative Orientation Kit".

3 comentarios:

Juanito dijo...

Mirá la imagen que pones! no te parece que en el caso de "Lost" te están brindando una gran experiencia?
Probablemente, abrir esa casa y empezar a descubrir todos los chiches que trae, sea mucho más emocionante que el final de la serie. (Sí, están TODOS muertos!)

Igual estoy un 99% de acuerdo.
Deberían jugarse un poquito más. Te están vendiendo algo que conseguís sin ninguna molestia gratis, (de hecho es más molesto y lleva más tiempo ir hasta un local a comprar el original, que bajarlo de interné) y encima te meten publi a los prepos.
debería ser al revés, lo gratis que se pague con publicidad, pero bue.

Palabra de verificación: "jorpingi", suena mal, a "mala palabra"? o soy yo el que está mal?

Salutte

Santiago A. Magnin Gómez dijo...

Cómo andás Juancito?
Justamente eso quice mostrar con la imagen de Lost. ¡Que se puede hacer algo mejor!
Salute!

Nicolas Ierino dijo...

Lamentablemente, ese tipo de cosas están hechas para mercados donde realmente es más difícil ser pirata. En USA o Europa, casi no se considera piratear. En Argentina es la regla, el que va por lo original es la excepción (y en este país, donde "el que no llora no mama, y el que no mama es un gil" lamentablemente, hay que ser pillo o morir en la estupidez)