El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

Concursante (2007): Una película para aprender la diferencia entre ser rico y no serlo

¿De qué trata la película?:

Un profesor de historia económica gana el premio televisivo más grande de la historia: 500 millones de pesetas (en una serie de diversos bienes: una mansión, dos autos, un yate, una avioneta, muebles y electrodomésticos, etc.)


FRASES DESTACADAS:


"¡Desengáñense! Vivimos en el mejor mundo posible. No es perfecto, no es justo, pero es el resultado de siglos de desarrollo invertidos por las mentes más brillantes del planeta. Es fácil fabricar pancartas, lanzar adoquines, pero la próxima vez que saquen dinero del cajero porque quieren cambiar de móvil reflexionen en qué lo hace posible."


"¿Saben cuál es la diferencia entre un rico y un pobre?
El pobre cree que el dinero da la felicidad, y el rico lo sabe."


Laura: ¿Tan difícil es pilotear una avioneta?
Martín: Nadie lo sabe. Es inhumanamente imposible pagarlo. Por no hablar de los seguros, las licencias, el alquiler del hangar.
Laura:¿Tenemos el barco?
Martín: Sólo matricularlo son más de 30.000 euros, inscribirlo en el registro de buques y asegurarlo más de 2.000, pagar amarre en alquiler anual, tarifa de autoridad portuaria, servicio de marinería en puerto, mantenimiento, revisiones… en total más de 90.000 euros el primer año. Ser millonario es caro y no tenemos dinero.
Laura: Si vendiéramos todo tendríamos 500 millones, ¿no? Y tenemos dos casas… la del premio y la tuya.
Martín:¿La mía? ¿Cómo la mía? Todavía la estoy pagando.
Laura: Con dos casas como aval ningún banco va a negarnos un crédito.
Martín:¿Cómo un crédito? ¿A qué te refieres con un crédito?
Laura: Decide cuanto quieres y pídelo. Ya está. Ya tenemos dinero. Somos ricos.

Así es como un banco le presta 100 millones a Martín, pero con el pequeño detalle de hipotecar no sólo sus dos propiedades sino también gran parte de los bienes que conformaban el premio.


“Para Hacienda nuestro patrimonio se había incrementado en 500 millones de pesetas, así debía figurar en la próxima declaración y eso suponía pagarles casi un 47,6% de impuestos sobre las pretendidas ganancias… 240 millones que no teníamos y debía conseguir en menos de un año con mi sueldo, con un crédito de 100 millones a la espalda y con más de 15 mil euros gastados en menos de 15 días sin haber disfrutado aún de absolutamente nada.”

¿Cuál es el conflicto de la película?:

Al visitar a su nuevo (y caro) abogado, Martín y Laura se enteran de que a ese 47,6% hay que sumarle un 8,4% por “la complementaria”, dando un total de 56% en concepto de impuesto sobre esa “ganancia” de 500 millones de pesetas: ¡280 millones! Sin sumar el impuesto patrimonial, que serían 1,5 millones el primer año.

En consecuencia… en nueve meses Martín y Laura tienen que juntar 280 millones de pesetas para pagar sus impuestos a fin de año... ¡y ellos tienen todo su capital en bienes no líquidos!

Es por eso que deciden salir a vender algunos bienes... peeero...
A todo esto le ofrecen por su avioneta un 40% del precio de compra (con lo que no alcanza ni a cubrir ese 56%) por estar usada.
En cuanto a la mansión, las tuberías estaban medio reventadas, no tenía calefacción y la instalación eléctrica era obsoleta, por lo que se les complicaba muchísimo venderla (incluso si convencían al banco de hacerlo –recordemos que ya estaba hipotecada como garantía del préstamo de 100 millones-).

¿Cómo se resuelve el conflicto? Véanla! Muy recomendable película!


Cuando nos acostumbramos a algo, nos volvemos ciegos.



No hay comentarios: