El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

Boiler Room ("El nuevo sueño americano")

TRAILER:




MOMENTOS DESTACADOS (Spoilers!):


Hace un tiempo leí este artículo que decía que Microsoft empleaba más secretarias millonarias que ninguna otra compañía en el mundo. Ellas eligieron opciones de compra por sobre bonos navideños. Ese fue un buen movimiento. Recuerdo que había una fotografía de una de las limpiadoras junto a su Ferrari. Voló mi mente.
Tú ves cosas como esa, y se planta una semilla que te hace pensar que es posible, incluso fácil. Entonces prendes la TV, y ahí hay más de lo mismo.
El hombre que ganó $87 millones de dólares en la lotería.
Ese actor adolescente que ganó 20 millones en su última película.
Esas acciones de internet que se dispararon por el cielo. Podrías haber hecho millones con ellas si las hubieras tenido antes. Y eso es exactamente lo que yo quería hacer...entrar.
No quería ser un innovador. Sólo quería hacer dinero fácil y rápido. Sólo quería entrar.
Una notoria paradoja. Mejor dicho: "O arrojas una piedra, o recibes un maldito disparo". Ya nadie quiere trabajar para lograrlo. No hay honor en trabajar después de la escuela. El honor está en el dólar, niño.
Así que seguí el camino del chico que arroja una piedra. Me hice un corredor de bolsa.


Yo no creo en el destino. Creo en las posibilidades.


Una venta tiene que ser hecha en cada llamado que hagan. O le venden al cliente alguna mercancía, o él les vende alguna razón por la cual no puede. De ambas maneras, la venta está hecha. La única pregunta es: “¿Quién va a cerrar? ¿Tú o él?”


Me hubiera gustado que mi padre hubiera pisado el casino tan sólo una vez. Él se hubiera impresionado. Cuatro empleados, una nómina organizada y una enorme cartera de clientes. Es gracioso mirar hacia atrás. El negocio ilegal que estaba corriendo era la cosa más legítima en la que he estado. Miraba a mis clientes a los ojos y les proveía el servicio que querían. Ahora, ni siquiera miro a mis clientes y los empujo a algo en lo que ni siquiera están interesados.

No hay comentarios: