El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

Los invito a vivir en mi “nube de pedo”

Siempre viví en una nube de pedo: en una especie de realidad paralela donde duendecillos verdes portadores de ideales se mezclan con paisajes posmodernistas verde esperanza. Si alguna vez te preguntaste qué podría salir de mezclar en una coctelera loca de ideas a los mundillos de la Matrix, The Pursuit of Happiness y Volver al Futuro con 500 centímetros cúbicos de ilusión; en este post encontrarás la respuesta.

Primero lo primero… Vivir en las nubes o ser habitante del poblado “nube de pedo” no tiene nada de malo; ¡lo malo es bajar! Y eso estoy experimentando justo ahora. Estoy de mudanza. Me estoy cayendo de la “nube terraza” a la “nube del anteúltimo piso” (un poco más cerca de la tierra donde vive la mayoría, pero aún lejos). ¡Y eso no es tan grave! Al terminar el colegio secundario vivía en la “nube pararrayos (por encima de la nube terraza)” y esa primera caída fue dolorosa aún. En otros posts detallaré sobre el impacto psicológico de bancarse el sopapo de la caída.

A pesar de todo lo anterior, no se hagan una mala idea… ¡Quédense tranquilos! Nunca me voy a caer de esta “nebulosa” (sólo cambio una choza por otra).

¿Qué ideas me trajeron a esta “nube de pedo”? He aquí algunas…
  • Creo que aún se puede cambiar el mundo para mejor.
  • Creo que todos y cada uno de nosotros (independientemente de nuestras habilidades, destrezas, cualidades, etc.) nacemos para “grandes cosas”. Lamentablemente, en la “lucha de la vida”, varios pierden por knock-out perdiéndose la definición por puntos.
  • Creo que cualquiera puede poner una empresa y “ser empresario” (por esto mismo me encantan las historias de “rags to riches”).
  • Me parece que el mundo de hoy es mejor que el de ayer, que el siglo XXI es mejor que el XX, que la edad contemporánea ofrece más oportunidades y calidad de vida que períodos históricos anteriores, que hay menos pobres ahora que antes y que el proceso de mejora no terminó acá (sino que recién está comenzando… dado que, como todos sabemos, aún hoy la mitad de la población mundial sigue inmersa en la marginalidad y la pobreza extrema).
  • Creo en la “gallina de los huevos de oro”: Una idea innovadora implementada a la perfección puede enriquecernos. Esto no quita que considere que una idea (por más buena que sea), si se queda en la etapa de idea no vale absolutamente nada (por lo que siempre que me cruzo con un soñador que esconde “grandes” ideas de negocio le trato de lavar la cabeza para que cambie su actitud de encierro en solitario).
  • Creo que se puede “vivir de las inversiones” (alimentarse, tener acceso a la vivienda, a la salud, a la educación, a la comunicación y al transporte, a la seguridad, y al entretenimiento). Ser inversor de profesión es posible… ¡hasta en Latinoamérica!
  • Creo que se puede romper el “statu quo” (tarde o temprano) en cualquier aspecto de la vida (individual y colectiva).
  • Creo que todo se puede hacer mejor y más eficientemente, por lo que cuando veo un negocio que gana el 10% sobre el capital social, inmediatamente estoy visualizando formas en que ese porcentaje es susceptible de ser ¡¡duplicado!!
  • Como detallé en algún post anterior, soy un boludo con expectativas irreales. Creo que todo se puede y que más es mejor, así que siempre me ilusiono en exceso.

2 comentarios:

Nico dijo...

Soy testigo de tu vuelo alpedista :)

Anónimo dijo...

Jaja! "soy un boludo con espectativas irreales"!
Genial!