El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

La vida es una sucesión de inversiones

Parafraseando al grandioso y bizarro Willy Polvorón (“La vida es una sucesión de asados!”), sostengo que la vida es una sucesión de inversiones.
Las sepamos hacer o no, la vida será para todos y cada uno de nosotros una sucesión de inversiones.
¿Por qué afirmo esto? Porque, por definición, una “inversión” es emplear caudales (dinero) o tiempo en algo (Ejemplo #1: Pepe invirtió $10.000 en acciones. Ejemplo #2: Pepe invirtió mucho tiempo en su tesis).

Lo anterior quiere decir que todo accionar que requiera tiempo o dinero será una inversión (la llamemos así o no). En consecuencia, cuando vamos al cine estamos invirtiendo nuestro tiempo (y un poco de nuestro dinero) en pos de obtener entretenimiento, cuando leemos un libro de la facultad estamos invirtiendo tiempo para aumentar nuestro nivel de educación (o para zafar de un examen… que vendría a ser lo mismo), cuando volvemos del laburo en el bondi estamos invirtiendo tiempo en pos de transportarnos de un lugar a otro, cuando nos tiramos en el sillón a mirar el último capítulo de Lost también estamos invirtiendo tiempo… y así se nos pasa la vida… invirtiendo todo el tiempo nuestro tiempo (valga la redundancia).

En consecuencia, si nuestra meta máxima (nuestra “misión”) en la vida es jugar en la primera de Boca deberemos de invertir miles de horas en entrenar, prepararnos física y mentalmente, estudiar sobre fútbol, relacionarnos con DT’s, managers y “capos” del rubro, entre otras cosas. Dicha inversión, como cualquier otra en la vida, no nos garantizará resultados, pero si no la hacemos sí podemos estar seguros de que no habrá resultados. Es decir, podemos hacer todo lo necesario y terminar jugando en Dock Sud en la D por un sueldo de $750 en vales (que nos obligará a “ganarnos la vida” con otro trabajo), pero si no hubiese hecho lo que tenía que hacer (invertir mi tiempo en lo que lo tenía que invertir) nunca hubiese tenido ni una chance de llegar al lugar aspirado.

Si quiero ser el/la mejor padre/madre, tendré que tener hijos (mínimo, ¿no?), conocerlos, saber cuáles son sus deseos y necesidades, pasar tiempo con ellos, pensar en cómo ayudarlos aunque no se esté con ellos, etc. Como toda inversión, conlleva riesgos. Uno puede hacer todo lo necesario y sin embargo no obtener lo deseado; en este caso, puede que nuestros hijos terminen odiándonos.

Si quiero ser el gerente financiero de Coca Cola, también deberé de invertir miles de horas. En este caso en estudiar y completar estudios de grado y postgrado, aprender sobre la empresa y sobre finanzas (más allá de lo académico), trabajar en todos los puestos de Finanzas que pueda, relacionarme con otros gerentes de la empresa, etc. Nuevamente, puedo terminar estancado de por vida en un puesto mediocre de analista senior, pero esto será el resultado más improbable (dada la inversión realizada).

Es decir, cuanto uno más y mejor invierte en conseguir lo que desea mayor será la probabilidad de alcanzarlo. Si tengo súper en claro lo que quiero pero no hago nada para alcanzarlo lo más probable es que nunca lo logre. En consecuencia, todas nuestras inversiones trabajan con probabilidades, y en un mundo regido por las mismas, todo puede pasar… ¡hasta lo más improbable le ocurre a alguien! Por lo tanto, nada es absoluto. Pero si usamos todo nuestro potencial a nuestro favor (invirtiendo bien nuestro tiempo), aumentaremos nuestra probabilidad de éxito increíblemente.

Ya sea que quieras ser empresario, empleado, “súper-empleado” (cantante, deportista, modelo, vedette, etc.), profesional autónomo (contador, abogado, etc.) o simplemente feliz mejor que empieces a organizar el flujo de tu caudal de inversiones para llegar a dicho objetivo. No sólo cuando hay dinero de por medio se está invirtiendo. ¡Todo el tiempo estamos invirtiendo!

¿Querés divertirte pero te quedas los findes en tu casa puteando porque el vecino tiene la música muy alta? No tiene sentido. ¿Querés formar una familia pero alejás a toda mujer/hombre que se te acerca? No tiene sentido. ¿Querés ser empresario pero sólo pensás en cómo convencer a tu jefe para que te de un nuevo aumento? No tiene sentido. ¿Querés ser modelo pero nunca vas a un casting? No tiene sentido. ¿Querés alcanzar la “libertad financiera” pero te endeudaste para cambiar el auto? No tiene sentido. ¿Querés convertirte en un George Soros latinoamericano pero te da miedito invertir tus ahorros en la bolsa? No tiene sentido. ¿Siempre quisiste ser profesor universitario pero hace diez años que estás haciendo tu carrera de grado y aún no la terminaste? No tiene sentido.

¡Hagas lo que hagas estás invirtiendo! Así que, si lo vas a hacer, tratá de hacerlo bien. Definí a donde querés llegar (en todos los aspectos de tu vida) y tratá de hacer todo lo necesario para acercarte a esas metas (y no para alejarte, como muchas veces hacemos todos).


PD: En cuanto a la definición de inversión (emplear dinero o tiempo en algo)… Económicamente hablando, ese “algo” suele definirse como “algo productivo” (es decir, algo que, esperamos, transformará inputs de menor valor en outputs de mayor valor). Por eso invertir, en términos económico-financieros, es emplear dinero para ganar más dinero. Para este simpático post empleé la palabra “inversión” en su concepción neutral (y no económico).

3 comentarios:

http://patricioramirez.com/ dijo...

Hola Santiago, realmente le diste el clavo a la palabra inversion, no lo entendia tan claro como lo mencionas, bueno 1º que nada, para mi, toda la gente tiene metas o cosas que quiere lograr u obtener, pero la gran mayoria no quiere pagar el precio para obtenerlo, es decir dicen algun dia legara, vallan a saber cuando, un dia, un año, 20 años, etc, el punto es que no estan dispuestos a pagar el precio para lograr su meta, o mejor dicho no estan disupuestos a invertir, lo suficiente para lograrlo, es triste pero es verdad.
Ahora, no hay que confundir la inversion con trabajo, me explico, el trabajo es lo que uno hace dia a dia para lograr algo, una inversion es lo que haces ahora esperando en un futuro obtener resultados, yo lo asimilo con trabajar inteligentemente, que es muy distinto a trabajar mucho.

Bueno Santiago muy buen Post se agradece tu tiempo por escribirlo,
espero otro pronto,
tu amigo Patricio Ramirez desde Chile.

http://patricioramirez.com/ dijo...

P.D.: jajaja me cague d ela risa con el videito XD...wena men

Patricio Ramirez dijo...

P.D. 2: sorry no quise poner como nombre mi direcion de blog, no habia visto q decia nombre y URL XD cualquiera comete errores...