El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

¿Por qué soy abominable? Una reflexión sobre mi impureza

Hoy comparto con ustedes una breve reflexión sobre un tema picante... ¿Por qué soy extraño para una sociedad con un pensamiento homogéneo y “bananizado”? ¿Por qué soy diferente? Y lo más importante… ¿Por qué para muchos soy “abominable”?


• Porque me gusta el dinero y me gusta hablar de negocios (tema impuro por excelencia)

• Porque me parece más meritorio ser rico que pobre, por lo que constantemente estoy pensando y trabajando en pos de formar parte del primer grupo y no del segundo. Admiro a los ricos.

• Porque me parece más meritorio ser quiosquero que gerente; verdulero que director; empleador que empleado; autosuficiente que dependiente.

• Porque no creo en Dios, en el creacionismo, en la vida después de la muerte ni en ningún concepto esgrimido por la religión. Es más, me parece estúpido guiarse por el “no pensar” (o lo que comúnmente llamamos “fe”). Obviamente me parece que la religión, en contraposición al pensamiento popular, no es un prerequisito para la moral.

• Porque me parece que la lástima, la dádiva y la caridad arrebatan al hombre de su dignidad. Hay que enseñar a pescar, pero no salir a regalar pescado. Hay que crear nuevas y mejores oportunidades constantemente para todos, y no todos tratar de vivir de quien oportunamente aprovechó una oportunidad (valga la redundancia).

• Porque no me parece significativa la comparación con el “promedio”. El “hombre promedio” es pobre, feo, petiso, tiene un CI de 90, sobrepeso, problemas en sus relaciones y vive una vida sin metas ni propósito. De más está aclarar que justamente por ser “promedio” se es “mediocre”.

• Porque creo que cualquier idiota perseverante puede terminar una carrera universitaria, por lo que no me parece destacable lograr el éxito en este terreno. Tener un título bajo el brazo no me hace más importante que los demás. Hay graduados universitarios infelices y sin futuro, mientras otros “ineducados” son prósperos, felices y hasta, a veces, multimillonarios.

• Porque no creo en la igualdad, sino, tan sólo, en la igualdad de oportunidades.

• Porque me parece que, dentro de los sistemas económicos inventados por el hombre, el capitalismo es el mejor y “más perfecto” (¡aunque no sea lo suficientemente bueno!).

• Porque me conmueve más la historia de Franco Macri o de Bill Gates que la de José de San Martín o la de George Washington.

• Porque prefiero la arrogancia justificada a la falsa humildad. Porque prefiero ver que quien ha tenido éxito en la vida se hace cargo de su “parte en el juego” antes que ver gente exitosa enalteciendo a la suerte como factor decisivo de su bienestar.

• Porque defiendo al egoísmo creyendo que la propia felicidad es la misión de toda vida humana (donde la ayuda al prójimo puede y debe ser un objetivo dentro de dicha misión pero nunca la misión en sí misma).

• Porque me gusta más el “¿para qué?” que el “¿por qué?”, por lo que no le encuentro el sentido al análisis exhaustivo de lo pasado (o “la historia”) si no es pura y exclusivamente para mejorar el futuro (evitando los “errores repetidos”).

• Porque prefiero una meritocracia a una democracia.

• Porque defiendo a la competencia entre las personas (a todo nivel) como propulsor de desarrollo, enriquecimiento, progreso y prosperidad. Me parece perfecto querer ganar en toda actividad que se encara.

• Porque, aunque suene a trivialidad banalizada por cientos de libros de autoayuda, me gusta “pensar en grande”. ¿Por qué pensar en 10 pesos si da lo mismo pensar en 100.000 millones de libras esterlinas?

• Porque me gusta el juego, la timba… el “escolazo”: Póker, quiniela, turf, ruleta, blackjack, tragamonedas, apuestas deportivas.

• Ah! Y casi me olvidaba! Porque como bien le dijo el Señor a Moisés (ver en la biblia el Levítico 21.18-20), aquellos con algún defecto corporal (cortos de vista incluidos) son abominables y no son merecedores de acercarse a Dios.

10 comentarios:

Lucas dijo...

¿Por que sos diferente? Porque crees en vos mismo, en tus valores, en tus paradigmas sin importarte lo que piensen lo demas, ESO, te diferencia mucho mas que todo lo anterior. Admirable lo tuyo, me encanta el blog y pienso muy muy parecido a vos. Te mando un fuerte abrazo y segui asi que da gusto leer tus entradas! Lucas Escudero.

El Contador dijo...

Un Claro y Digno resumen de lo que nos apasiona hablar en la oficina hace tres años (tiempo desde que te conozco). Y razón por la que siempre nos cagan a pedos.

Uno lujo lo suyo Magnin. Felicitaciones.

Esta de mas decirle que comparto con usted hasta la última palabra.

Anónimo dijo...

Coincido en unas cuantas cosas, no en todas logicamente. En lo que atiene a la religión prefiero abstenerme. Con respecto a la igualdad opinamos lo mismo, igualdad no es justicia, igualdad de oportunidades si lo sería.
Tengo mis reparos cuando hablas de competencia... creo que ésta no siempre es buena, puede hacer que confundamos las nuestras verdaderas metas.
Me parece muy bien que te apasionen los negocios, aunque a mi me gustan no es algo a lo que me dedicaría enteramente. Creo que, por suerte, no soy tan "dinerofilo".
Y ya me voy quedando sin palabras. Adverti que mi post iba a ser sencillo pero expresa mi humilde opinión.
Un abrazo.
Esteban

Santiago A. Magnin Gómez dijo...

Lucas, Dr. Zuffo y Eti:
Muchas gracias por sus comentarios. Los espero nuevamente por el blog! No dejen de opinar!

Juan. dijo...

Hola amigo,

Interesante declaración de intenciones.

Nos vemos en Twitter.

Ciau

Juan (@juan.cebe)

Demian dijo...

Acabo de caer caer en tu blog por la magia de Google y me quedé leyendo. Muy interesante, la verdad. Me gustó bastante y voy a volver a esta página a seguir leyendo. Por lo pronto te dejo una pregunta.

Desde mi punto de vista, el capitalismo y la "igualdad de oportunidades" son contradictorias.

En "Las buenas intenciones no terminan con la pobreza; el emprendedorismo y la libertad sí.", lo que decís de la caridad está muy bien, ¿pero no te parece que la existencia de grandes empresas también favorece la relación dominador-dominado? Pensalo.

¿Te parece que el hecho de que el 60% de la riqueza del mundo esté concentrado en un 6% de la población favorece a la igualdad de oportunidades? Bueno, la distribución desigual de la riqueza es una consecuencia directa del capitalismo. La pobreza es una consecuencia directa del capitalismo. Porque el capitalismo fomenta la riqueza, y cuando vos ganas $10, existe otra persona que está perdiendo $10. Son las dos caras de la moneda.

No te lo tomes a mal, pero tu blog no enseña como mejorar el mundo. Tu blog enseña como mejorar tu vida dentro del sistema capitalista. Al capitalismo no le interesa mejorar el mundo, y no vas a cambiar el hecho de que 100.000 personas mueren al día por hambre mientras te mantengas dentro de este sistema. Ahora bien, si esto está bien o mal, no se, unos dirán una cosa y otros dirán otra. Pero no disfraces la realidad, no digas que tu forma de pensar puede cambiar el mundo para mejor porque sencillamente, eso no solo no es verdad, sino que es precisamente lo opuesto.

Santiago A. Magnin Gómez dijo...

Demian,

Yo actualmente, con 24 años y recién dando el primer paso en el mundo de los negocios, estoy generando seis puestos de trabajo.

Gracias a mi egoísmo que intenta "mejorar mi vida", hago que seis familias coman todos los meses. Si yo no hubiese asumido el riesgo de empezar un pequeño emprendimiento, habría (¡indiscutiblemente!) seis puestos de trabajo menos en el país lo que haría que seis familias se sumen a los habitantes indigentes (probablemente no la de mis seis empleados sino otras seis... las seis menos calificadas y con menos oportunidades... dado que mis empleados laburarían de otra cosa sacándole esa "otra cosa" a los seis que le seguían en preparación y así hasta llegar a los más desprotegidos).

¿Usted quiere cambiar el sistema? ¿Cambiar el capitalismo por algo mejor? ¿Qué hace al respecto? Yo, por mi parte, como buen cerdo capitalista (egoísta y movido por el vil deseo de ganar dinero) saco a seis familias de la pobreza y le genero a los hijos de seis familias las mismas oportunidades que yo tuve.

¡Y no solo eso! Como soy un asqueroso ser movido por el dinero, espero hacer MUCHA plata y mejorar MUCHO mi nivel de vida... ¡Y para eso necesito ser útil! ¿Y cómo se es útil en el sistema capitalista? Produciendo algo que la gente quiera demandar. ¿Y cómo se hace eso? ¡Empleando gente! ¿Y qué genera el empleo? ¡Dignidad!

Espero que se entienda el punto de este blog después de este comentario!

Un saludo!

Andres dijo...

Muy bueno tu blog, lastima que no (por lo que veo) dejaste de actualizarlo...
Comparto varias cosas de tu "filosofia". Yo, como buen cerdo capitalista, tambien creo en un sistema que premie a los que se arriesgan en vez de quedarse esperando a que les den algo.
No me considero egoista, aunque si entiendo que debere usar parte de ese sentimiento en mis decisiones para poder generar cosas positivas al mundo, dicho de otra forma, se que mis ganas de hacer plata van a ayudar al mundo.
Te invito a mi blog, donde podras leer que compartimos varios pensamientos como el ateismo militante.
Saludos

Anónimo dijo...

Aguante cerdo!!, en lo único que soy diferente a vos, es que no desprecio tanto la religion (aunque soy un ateo practicante). Tengo una formacion científica y por lo tanto se que no sabemos nada.
Un abrazo, y seguí que necesitamos muchos escribas como vos.
Mario.
soutomario@hotmail.com

Santiago A. Magnin Gómez dijo...

Gracias por comentar Mario. Te busco en las redes sociales así seguimos la conversación. Abrazo de gol!