El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

¿Podés invertir como Warren Buffett?

Probablemente no.

Hace casi 4 años, había hecho una bajada de una charla de Warren en la Universidad de Miami y hoy vuelvo a hablar de este crack. ¿Crack? Ultra crack. Warren “el oráculo de Omaha” Buffett le sacó un 28,15% anual compuesto por 64 años a su guita. ¡Locura absoluta de retorno!

Tenía usd 9.800 a sus 20 años (en 1950) y hoy, a sus 83, tiene más de usd 60.000 millones (2013). Las acciones “clase A” de su empresa (Berkshire Hathaway) pasaron de valer usd 20,50 en 1967 a usd 175.600 hoy (23/12/2013).

No existe ni existió en la historia de la humanidad otra persona más apta para la alocación de capitales que él. Por lo tanto… es ridículamente baja la probabilidad de que vos seas igual o mejor que Warren Buffett. Si un año lograste un retorno sobre tu capital de más del 100%, ¡no te emociones! La magia de Warren está/estuvo en mantener el altísimo porcentaje de 28,15% (neto) por más de 60 años.


Así que es corta la bocha: una muy buena opción es copiarlo.

Si tenés ahorrados usd 22.000 podés armar una linda carterita de ahorrista de clase media poniendo un huevo por canasta, en 44 canastas de usd 500 (de 8 sectores diferentes) avaladas por “el oráculo”, a saber:

Automotriz e Industrial



Consumo Masivo / Retail



Correo



Energía



Finanzas y Consultoría



Medios de comunicación



Salud



Tecnología



Te abrís una cuenta en USA, le ponés 22 lucardas verdes. Comprás estas 44 acciones y listo. Nada de asesores financieros ladris, consejeros argentos medio pelo que no tienen idea de lo que es una buena empresa, ni de comisión por aquí y por allá por estar comprando/vendiendo 10 acciones por semana. A pesar de que es absolutamente imposible predecir el futuro, yo me jugaría mucho más siguiéndole los pasos a alguien que tiene 64 años de buen track record que haciendo la mía con el dedo al aire lambeteado.

¡Dedicá tu tiempo y foco a lo que sos bueno!; y que de tus finanzas se encargue (indirectamente) el amigo Warren.