El Cerdo Capitalista es el blog personal de Santiago Magnin, online desde Marzo del '08.

Ver todos los posts del cerdo Mi laburo

¡Buscá un post!

¿Qué significa ser millonario?

Dado el éxito de mi post anterior (¡dupliqué visitantes! =P), me decidí por expandir el análisis tratando de analizar más en detalle lo que significa ser “millonario”. ¿Qué significa tener más de un millón de dólares (excluyendo nuestra residencia principal y los bienes consumibles)?

Para mí, la riqueza que uno tenga no significa nada en absoluto. Lo único que interesa es cuánto dinero le entra a uno mes a mes. Puedo heredar 100 millones de dólares, pero si me doy un estilo de vida “Ricky Fort” sin seguir generando ingresos, en 5 años estoy quebrado y pidiendo limosnas en Plaza de Mayo (ahí está la “magia” del “fantabuloso” y mediático Ricardo Fort… puede gastar a lo bestia porque tiene un negocio -FelFort- que le provee un flujo de efectivo enorme mes a mes sin hacer nada -está administrado por sus hermanos-).

En consecuencia, ese millón de dólares en patrimonio yo lo miro más como un generador de ingreso mensual (una maquinita de hacer más dinero), que como una aspiración u objetivo en sí mismo. No quiero tener un millón de dólares; quiero tener u$s 100.000 de ingreso mensual. Siguiendo esta línea de pensamiento, ese millón de dólares me significan…
  • Invertidos en algo segurísimo (Ejemplo: letras del tesoro estadounidense a 30 años al 4.75% anual) son u$s 3960 o $ 15.400 mensuales de ingreso absolutamente pasivo y garantizado.
  • Invertidos en algo seguro y tradicional (Ejemplo: inmuebles, los cuales tienen un rendimiento histórico del 7% anual) son u$s 5850 o $ 22.650 mensuales.
  • Diversificados en decenas de inversiones de bajo riesgo (Ejemplo: acciones) son u$s 10.000 o $ 38.800. Basé el rendimiento en promedios históricos del rendimiento de acciones en países desarrollados en las últimas cinco décadas (12% anual).
  • Diversificados en decenas de inversiones de medio y alto riesgo (Ejemplo: acciones micro cap, bonos, economías emergentes, opciones y otros derivados) serían u$s 16.700 o $ 64.500 (estimando un rendimiento anual del 20%).
  • Siguiendo los pasos de George Soros (quien obtuvo un rendimiento promedio del 30% en sus inversiones durante los últimos 40 años), serían u$s 25.000 o $ 97.000
Obviamente, todos estos niveles de ingreso son ANTES de impuestos, por lo que, a ese número habrá que restarle lo que paguemos de impuesto a los bienes personales, a las ganancias, a los ingresos brutos y a varios más (municipales, provinciales y nacionales). En consecuencia, yo creo que, asumiendo pequeños y controlados riesgos, con un millón de dólares nos pueden quedar 25 lucas (pesos) limpias para hacer lo que queramos. Suficiente para darse un buen nivel de vida de clase media alta (5% más afluente de Argentina), pero muy lejos de lo necesario para tener una Ferrari, un yate o una mansión con vista al río.

En consecuencia, ese millón de dólares, para mí, es sinónimo de libertad. Tener semejante flujo de efectivo te hace “100% dueño de tu destino”, siendo capaz de elegir entre infinidad de opciones lo que hacer en cada momento de la vida. ¿Ir a recorrer el delta del Tigre un Martes al mediodía mate en mano? ¡Y dale! ¿Un trip por Europa en pleno Mayo? ¡Y dale! ¿Una reunión con un amigo olvidado del secundario en Nordelta el Jueves a la mañana? ¡Y dale! ¿Tomarse quince días para ver el Mundial en Sudáfrica? ¡Y dale!

Como habrán visto en el post anterior, Capgemini y Merrill Lynch, mediante el “World Wealth Report”, categorizan a los ricos en millonarios (más de 1 millón de dólares) y ultra-millonarios (más de 30 millones)… En consecuencia, ¿a qué estilo de vida puede uno aspirar si llega a estar entre esos 78.000 ultra-millonarios que pueblan el mundo?

Si uno posee 30 millones de dólares, podrá obtener (usando los mismos ejemplos y rendimientos que para el caso anterior):
  • Caso #01 (USA Bonds): u$s 118.800 o $ 461.000 mensuales.
  • Caso #02 (Inmuebles): u$s 175.500 o $ 681.000 mensuales.
  • Caso #03 (Acciones): u$s 300.000 o $ 1.164.000 mensuales.
  • Caso #04 (Diversificación de mediano riesgo): u$s 501.000 o $ 1.944.000 mensuales.
  • Caso #05 (Inversión “recargada” tipo “George Soros”): u$s 750.000 o $ 2.910.000 mensuales.
En este caso, nuestra estilo de vida puede ser exuberante y nuestros gastos excesivos, que nuestra billetera nunca sufrirá ni un poquito. Suponiendo que tenemos un ingreso de 750 mil pesos argentinos después de impuestos, puedo tranquilamente vivir en una mansión de 100 hectáreas con 5 mucamas, 4 jardineros, guardias de seguridad, limpia piscinas y todos los empleados que se me ocurran. Puedo tener un yate, veleros, regatas, caballos de carreras, autos importados, artículos de colección de todo tipo, tomar agüita envasada especialmente para mí en los Alpes suizos y, sin embargo, me seguirán sobrando unos pesos. Este es el caso de quien uno se imagina cuando hace en su cabeza la imagen de alguien realmente “millonario”. En este caso, no sólo se es libre, sino que se puede dilapidar dinero a gusto y piacere, o si uno lo desea, cambiar el mundo (dado que con nuestro ingreso mensual podremos cambiar la realidad de centenares de personas sin alterar nuestro cashflow).

Como conclusión dejo mi opinión de que la búsqueda del dinero ha de perseguir al anhelo de libertad (de la mano de un mejor nivel de vida) y no al deseo por lo superficial e innecesario (como comprarse un yate de 250 pies).

4 comentarios:

Lucas dijo...

Hay que tener en cuenta que el valor del dinero decrece con el tiempo, entonces una parte de ese flujo de fondos hay que reinvertirlo necesariamente para seguir teniendo el mismo nivel de vida. Saludos.

Savia dijo...

Rico parásito, busca la manera de hacer más dinero, sino piérdete.

Anónimo dijo...

Hola, necesito saber cuanto gana un Gerente en Farmacity... Capital Federal. Me ofrecieron ese puesto pero no me dijeron de cuanto es el ingreso, vos podes averiguar???

SJDA dijo...

Para algunos ser millonario es un insulto para los que no son, y deben pensar igual de los corredores de Formula1 que son un insulto para los que no saben manejar.